viernes, 22 de febrero de 2013

DEBATE DEL ESTADO DE LA NACION CON ESPONTANEO, PERE NAVARRO.

En el último debate sobre el estado de la nación cada uno de los  oradores, presidente del Gobierno y  portavoces de los diferentes grupos políticos con representación en el Congreso de los Diputados,  han transmitido  a la opinión pública su percepción particular e interesada  de la situación de España. Cada uno tiene una visión diferente de los problemas de la  sociedad española, sus causas y sus posibles soluciones.

El presidente Mariano Rajoy ha dicho que  adoptando las medidas que debe, que no son las que desearía, la situación de España está mejorando. Ha defendido que sus medidas son las acertadas  pues aunque el paro sigue subiendo y la destrucción de empleo continua, la percepción exterior de España ha mejorado , España se autofinancia gracias a las exportaciones, y el déficit público ha bajado , situándose según él, no hay todavía dato oficial,  por debajo del 7%.
Para el portavoz del principal partido de la oposición , Pérez Rubalcaba,  sin embargo, la situación de España cada día es peor debido a que el presidente hace lo que debe, muy distinto a lo prometido a la ciudadanía en su programa electoral y por ello exige su dimisión. En cuanto a las minorías, a pesar de que sus ideas disfrutan de muy poco respaldo social, sus líderes siguen creyendo que se encuentran en posesión de la verdad,  y que lo que defienden es lo más acertado para todos los españoles, incluso para esas mayorías de votantes que una y otra vez les niegan el voto y el apoyo a lo que ellos dicen que es lo mejor para solucionar los problemas de la sociedad española.

En el debate no ha habido ni una sola idea nueva, todo lo dicho ya era conocido y había sido debatido en otro tipo de encuentros políticos y debates periodísticos. Del discurso del presidente Mariano Rajoy considero interesante enfocar la atención en tres cosas.
Primero, en un dato dado por el presidente Rajoy, el número de inmigrantes en paro, registrados, es de 1.200.000, seguramente haya muchos más sin registrar. Desde el 2000 en España han entrado, así por encima, 5.000.000 de inmigrantes, todos ellos en edad de trabajar, inmigración que sigue todavía hoy creciendo. En estos momentos la inmigración, además de ser una fuente de conflictividad social, inseguridad ciudadana, morosidad para la banca, muchos de los casos de desahucios afectan a personas pertenecientes a la inmigración, tiene ya más de una 20% en paro, personas que son demandantes de ayudas del Estado , lo que evidencia el fracaso de  la política migratoria.  La política de puertas abiertas a la inmigración, defendida por la derecha y por la izquierda para favorecer los intereses de determinados sectores burgueses con mano de obra barata, se realizó sin ningún tipo de planificación y sin considerar ni siquiera mínimamente las consecuencias negativas que ello provocaba para el conjunto de la  sociedad española y en concreto para la clase trabajadora.

La segunda,  es que el presidente del Gobierno,  Mariano Rajoy, se ha reiterado en su defensa del actual marco constitucional, manifestándose totalmente opuesto a que se reforme la Constitución de 1978 y se habrá un proceso constituyente. Reiterando también su oposición a que se adopte cualquier decisión al margen de la legalidad en ella definida, insistiendo que al margen de la Constitución es imposible cualquier acuerdo. Algo muy importante, no solo en relación con la intención del presidente de la Generalitat, Artur Mas, de convocar un referéndum independentista, sino porque todos los líderes  de la oposición se han declarado, por diferentes razones,   partidarios de reformar en este momento la Constitución. Por ejemplo, el líder del PSOE, Pérez Rubalcaba, dice que es necesario avanzar hacia un Estado federal para que tengan cabida las reivindicaciones de los sectores nacionalistas, como es el caso de Cataluña. Debo de reconocer que muchos de los contenidos de la Constitución de 1978 me gustan, y me parecen acertados y positivos. Además, sería muy ingenuo pensar que  cosas como los problemas territoriales de España, los problemas de financiación de los gobiernos autonómicos, etc., se van a resolver como por arte de magia únicamente reformando la actual Constitución.  A pesar de ello,  considero necesario y positivo para la sociedad española  reformar el Titulo II de la Constitución Española de 1978 para  así reducir el papel institucional de la Monarquía de los Borbones, reducir el papel que el Jefe del Estado debe desempeñar en la sociedad española. Por ejemplo, considero que la Casa Real debería de renunciar ya  al privilegio antidemocrático de ostentar el mando supremo de las Fuerzas Armadas. Este debe recaer únicamente en  el Presidente de Gobierno de turno, eslabón que garantiza el sometimiento de las Fuerzas Armadas al conjunto de la sociedad a través de los dirigentes políticos democráticamente elegidos, es decir el Congreso de los Diputados. Aunque Manuel Azaña es una figura política que no me gusta , pues considero que cometió muchos errores gobernando e hizo mucho daño a España, me parece oportuno e importante recordar una frase suya, sobre la que considero que los dirigentes políticos españoles deberían reflexionar: “Nada  ni nadie será bastante fuerte para doblegarnos”.
La tercera es la insistencia del presidente Rajoy de querer considerar la corrupción un problema menor de la sociedad española, insistiendo en que no es verdad que haya un estado generalizado de corrupción, ni que España se hunda debido a la corrupción. Lo cual me recuerda un chiste:

Dos dirigentes políticos conversan en un bar.

Uno dice: acabo de……

El otro le contesta: ¡Joder! , que corrupto eres. Anda paga las cañas.

En España por amistad y, o intereses existe una enorme permisividad hacia la lacra que representa la corrupción política. Los corruptos, siendo corrupto únicamente un  eufemismo para calificar ladrones de cuello blanco, los ladrones de corbata, son aceptados en los ambientes más elitistas de la sociedad española. Ahí tenemos el caso Gürtel y la boda de la hija de Aznar. La corrupción política se disculpa generalizándola a todas las fuerzas políticas a la vez que se banaliza.  La corrupción política es una de las causas de que España esté sufriendo un proceso de decadencia. Abusos que se producen en la sociedad española, como son los abusos médicos,  violaciones a los derechos humanos, la falta de igualdad de oportunidades, el nefasto funcionamiento del Sistema Judicial , tienen siempre como causa directa o indirecta la corrupción de la clase política, es decir gobernantes que cobrar por apoyar, permitir y tolerar determinados comportamientos ilegales en toda democracia.
Pero lo más anecdótico del último debate sobre el estado de la nación ha sido , la participación de un espontaneo, el presidente del PSC, Pere Navarro, que aunque no entro al ruedo, no entro en el Congreso de los Diputados, si irrumpió en el mismo pidiendo públicamente al mismo tiempo que se celebrara el debate la abdicación del Rey Juan Carlos I. Personalmente creo que el Rey debe abdicar cuando él lo considere adecuado o cuando así lo determine el Congreso de los Diputados  con una mayoría suficiente, la misma mayoría que para reformar la Constitución, 3/5. No creo que el cargo de Rey se deba sustentar en el culto a la personalidad, lo importante no es la figura del Rey en si, sino le papel institucional  que juega en la sociedad la institución que encarna, a lo que ya he hecho referencia. Lo que sí me parece importante, y me intriga, es saber porque un personaje como Pere Navarro, que dice ser republicano, pide que el Rey abdique ya en su hijo el príncipe Felipe. Me intriga, me preocupa y me sugiere algunas preguntas cuya contestación debería conocer la sociedad española: ¿Que opiniones del príncipe Felipe le gustan a Pere Navarro?, ¿qué espera ganar Pere Navarro con un cambio en la Jefatura del Estado?, ¿le habrá prometido algo el príncipe al líder del PSC?, ¿Hay ya felipistas intrigando para hacerse con la Jefatura del Estado, si es así, que le han ofrecido a Pere Navarro?.

No hay comentarios: