viernes, 15 de febrero de 2013

LES PARECÍA POCO LA CORRUPCION Y AÑADEN ESPIONAJE POLITICO,¿PARA QUE?.

Con los dirigentes políticos españoles se están dando hechos que como mínimo se deben de calificar  de muy extraños y tremendamente curiosos. Cito algunos.
Muchos dirigentes políticos cobran más antes de ocupar un cargo público y después que mientras lo ocupan. Eran  tontos y espabilaron  gobernando o hay otras razones.
Muchos de ellos carecen de despacho o no les gusta el que tienen, y por tanto deciden  reunirse para hablar de cosas serias en gasolineras y restaurantes, y recoger la correspondencia en el agujero de algún muro.
Parece que carecen de personas de confianza. Personas que ocupan importantes cargos en la estructura del Estado o dentro de los diferentes partidos son los que realizan el trabajo sucio. Tienen cuentas con dinero negro y mantienen reuniones  y relaciones, tanto sentimentales como empresariales, con personas que de forma clara les pueden comprometer de alguna manera.
No solo dan a entender que carecen de gente de confianza sino que las organizaciones políticas  a las que pertenecen, que gobernaron,  gobiernan o gobernaran en el futuro, carecen de expertos propios en seguridad y espionaje. Van a dirigir, mandar, la seguridad y el espionaje del Estado pero dicen que no tienen expertos en esos temas dentro de sus organizaciones, ni consideran de interés formarlos. Lo que provoca  que tengan que subcontratar esas actividades, y sobre todo el trabajo sucio e ilegal relacionado con las mismas.
En relación con lo anterior, muchos de ellos van a manejar información que afecta a la seguridad nacional, a la seguridad e intereses de todos los españoles, pero manifiestan una completa ignorancia acerca de cómo tratar información clasificada, sensible, relevante. Información que supuestamente  no desean que se haga pública porque les comprometería de alguna forma.
Parece ser que los partidos políticos forman muy bien a sus dirigentes políticos en imagen y en comunicación. En como dirigirse a los ciudadanos y los medios de comunicación, en que decirles, como  y cuando. En como mentirles y manipularlos, pero poco o nada en lo fundamental en un político, que  debe ser  nunca mancharse las manos haciendo el trabajo sucio, pues ello no solo le desacreditara a nivel personal sino que  también desacreditara a la organización a la que pertenece  y muchas veces al país que gobierna y representa.
Si a  lo anterior unimos todo lo relacionado con la corrupción política, es irrebatible que  la sociedad española, por una u otra razón, no ha sabido o podido elegir los dirigentes políticos adecuados. En la sociedad española lo urgente y lo importante convergen para definir el principal problema de los ciudadanos, su clase política. Es cierto que a los ciudadanos lo que más les afecta, de forma directa, es la situación de la economía y la falta de suficiente empleo, pero ello no es otra cosa que consecuencia, hablando en plata, de la enorme mierda que hay en otros ámbitos de la sociedad española, mierda, putrefacción generada y, o permitida por las elites que gobiernan y dirigen el país, es decir la clase política.
Para minimizar la importancia de un hecho o asunto  hay principalmente dos formas. Una ocultarlo, hablar poco de él, difundir poca información sobre el mismo. Los periodistas son muy hábiles en esto, son las típicas noticias que aparecen en las páginas interiores de los periódicos, o tratadas en los informativos  audiovisuales de forma muy superficial. La otra consiste en todo lo contrario, en hablar mucho sobre un tema. Difundiendo mucha información, información sobre asuntos similares e información  falsa que luego es desmentida por los mismos que la generaron. Se busca dar a entender que un asunto u hecho  en  muy frecuente en la sociedad para que  de esta forma vaya perdiendo relevancia e interés por parte de los ciudadanos. Todos hemos tenido algún compañero empollón en clase, los empollones dominan esta técnica, solo hablan en clase cuando habla la mayoría, la falta es la misma, pero el empollón sabe  que el profesor no le dará la misma importancia al hecho de no atender y hablar, porque hay muchos que están haciendo lo mismo. Es evidente que los partidos políticos mayoritarios en la sociedad española, PSOE y PP, seguramente también otros,  están utilizando en este momento  todo su poder para utilizar la segunda técnica  a la que he hecho referencia para minimizar la  importancia de graves  delitos  cometidos por miembros de sus respectivas organizaciones.
El reciente asunto de la supuesta grabación de una conversación mantenida por la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho,  en una comida, con una exnovia de un hijo del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, es un claro ejemplo de todo lo dicho. La número uno del PP de Cataluña se  reúne en un restaurante muy frecuentado por dirigentes políticos, restaurante La Camarga,   con una casi desconocida para hablar de cosas serias, sin adoptar ningún tipo de medida de seguridad, y una compañía de espionaje privado, Método 3,  supuestamente  contratada por el PSC, grava la conversación que ahora alguien decide dar a conocer a la opinión pública a través de los medios de comunicación. Lógicamente, es un  asunto  muy grave, por dos razones. Primera, porque como todos sabemos el espionaje privado obtiene información con la única finalidad de poder, directa o indirectamente, chantajear a la persona espiada. Y segunda, porque este asunto genera una enorme alarma social, pues si una compañía de espionaje privado puede actuar con  total impunidad y libertad, sin ningún control ni judicial ni policial en territorio español, para espiar a un alto cargo del PP, que no harán con humildes ciudadanos , en cuantos hoteles y restaurantes les habran espiado. Evidentemente este tipo de compañías de espionaje privado no actúan, y mucho menos en un restaurante frecuentado por políticos del nivel Sánchez Camacho, sin que lo sepa la policía y los servicios secretos, lo cual me conduce a preguntarme ¿Por qué se difunde esta información ahora?, quieren minimizar la importancia de algo añadiendo más basura  o hay otras razones.

No hay comentarios: