martes, 2 de abril de 2013

COREA DEL NORTE, POSIBLE NUEVO CAPITULO PARA LA HISTORIA.

“El hombre de forma individual y colectiva tiende a buscar competir en aquello para lo que cree  estar mejor preparado”. Corea del Norte lleva años preparándose para la guerra.

Desconozco porque el conflicto entre Corea del Norte y Corea del Sur perdura después de tantos años. Mas allá de lo que dicen los medios de comunicación también desconozco cuales son las causas que lo están intensificando en la actualidad, pero es obvio  que cuando una sociedad hace un esfuerzo desproporcionado en militarizarse, como es el caso de Corea del Norte,  más tarde o más temprano, intentara sacarle una rentabilidad.

“El fin de la historia significaría el fin de las guerras y las revoluciones sangrientas, los hombres satisfacen sus necesidades a través de la actividad económica sin tener que arriesgar sus vidas en ese tipo de batallas”. (Francis Fukuyama).

Después de la caída del Muro de Berlín, algo que escenifico el fin de la denominada Guerra Fría y el comienzo del desmoronamiento de la antigua URSS, surgió, y en muchos aspectos se impuso,  una  visión del mundo equivocada, pronosticando cosas como: que no habría más guerras, que  organizaciones como la NATO ya no serían necesarias, que  la globalización económica acabaría con la pobreza en el mundo, etc. Desde entonces ha habido varias guerras, antiguos conflictos se han intensificado y han surgido otros nuevos. La globalización económica ha llegado a su fin, ya muy pocos  en Occidente defienden que mover dinero, inversiones, de un lado a otro del mundo, sin ningún tipo de control, sea beneficioso. Además el deseo de los denominados BRICS de crear un banco Sur-Sur pone de manifiesto la tendencia a un nuevo fraccionamiento del mundo en bloques. Lo que está ocurriendo en la península de Corea evidencia una vez más  que dicha visión del mundo y los pronósticos de Francis Fukuyama y otros muchos intelectuales, analistas y políticos que compartían sus ideas, eran erróneos.

Durante las últimas décadas los sucesivos gobiernos de Corea del Norte en vez de desarrollar su economía, crear riqueza y bienestar para todos los ciudadanos han preferido invertir esfuerzos y recursos, tanto económicos como humanos, en incrementar su poder militar. Poder militar que los gobiernos de Corea del Norte han  utilizado durante años para amenazar y chantajear a la comunidad internacional, especialmente a los Estados Unidos,  obteniendo beneficios económicos a cambio de  garantizar la estabilidad y la paz en la zona. La tercera prueba nuclear realizada por el Gobierno norcoreano parece ser que ha puesto fin al buenismo de la comunidad internacional con ese país. Como consecuencia el  Consejo de Seguridad  ha aprobado por unanimidad  nuevas sanciones y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU va a crear una comisión para estudiar y documentar las violaciones a los derechos humanos en ese país. Es evidente que la fase del dialogo entre Corea del Norte y Corea del Sur, y sus respectivos aliados ha terminado, abriendo la fase de la negociación para logar un acuerdo que permita evitar la guerra. La desorbitada superioridad militar de los Estados Unidos, tradicional aliado de Corea del Sur, debería ser suficiente para disuadir al Gobierno norcoreano de emprender ninguna acción militar. Pero también es cierto que desde la cultura comunista norcoreana se ve a la sociedad occidental, y en concreto a la sociedad americana, como débil, partidaria de pagar cualquier precio por no ir a la guerra, ello puede impulsar al Gobierno norcoreano a cometer el enorme error de realizar un ataque militar contra sus hermanos de Corea del Sur o incluso contra intereses americanos en el Pacifico.

Sin lugar a ningún tipo de dudas la mejor forma de evitar una guerra es incrementando la disuasión, tanto pasiva como activa. La Comunidad Internacional , en concreto los Estados Unidos y sus aliados , deberían incrementar las medidas disuasorias para frenar las posibles intenciones del Gobierno norcoreano, y sobre todo incrementar el diálogo sobre este tema  en la zona , Asia, para evitar que los pronósticos de Samuel Huntington puedan llegar a cumplirse.

No hay comentarios: