jueves, 23 de mayo de 2013

EL TERROR ISLAMISTA GOLPEA DE NUEVO : ¿CUÁNTO DURARA LA PAZ?.

El Mundo Occidental se tambalea. Ante la más completa pasividad de muchos de los gobernantes de países occidentales el islamismo vuelve a generar terror  mediante una acción terrorista realizada en Londres. El islamismo vuelve a generar terror golpeando los cimientos de Occidente, asesinando ayer  a un  humilde e indefenso ciudadano, para más inri un soldado de las Fuerzas Armadas de Reino Unido que paseaba desarmado, totalmente indefenso, por las calles de Londres. Una nueva casta de gobernantes del denominado en el pasado el Mundo Libre, o sea la OTAN,  ha puesto en muchos países a sus ciudadanos, dicho de una forma coloquial, a los pies de los caballos del enemigo, para que puedan ser pisoteados en circunstancias de total indefensión.  No contentos con la acción terrorista en si,  los ejecutores buscaron incrementar el pánico difundiendo  amenazas a través de los medios de comunicación, aprovechando la extraña y sospechosa coincidencia de que en el lugar de los hechos hubiera alguien gravando y sin miedo a ser atacado.

No es que muchos líderes que gobiernan países del mundo Occidental, en concreto de la UE,  sean débiles, sino que son  blandos, algo todavía peor. Ser débil es una circunstancia, unas veces superable,  temporal,  otras inevitable, que condiciona las decisiones y los comportamientos de las personas, de las sociedades, de los países. Pero ser blando  supone una elección, supone una forma de afrontar los problemas, supone una forma de gobernar. Gobernantes blandos son aquellos que permitieron, y siguen favoreciendo, lo que se conoce como la islamización de la UE, a pesar de que sabían que ello supondría incrementar la inseguridad ciudadana y la conflictividad social, a pesar de que sabían que ello representaría a corto plazo un peligroso factor desestabilizador de la UE. Gobernantes blandos son aquellos que pudiendo no adoptan decisiones, no realizan acciones , no recurren a la fuerza, es decir a las Fuerzas Armadas y los organismos policiales, para proteger a los ciudadanos de las acciones violentas de un enemigo al que han dejado instalarse dentro de las  fronteras de sus respectivos países.  
Teniendo en cuenta que la violencia siempre genera violencia, lo ocurrido ayer en Londres, la acción terrorista y su difusión propagandística sin que las autoridades de Reino Unido lo intentaran evitar, me lleva a preguntarme, que ocurriría si mañana los mismos soldados que combaten en países islámicos, y vencen, decidieran poner fin a esto, acabar con la indefensión, hacer justicia,  actuar dentro de sus respectivos países. Que ocurriría   si  deciden recorrer cada ciudad, cada barrio, cada casa en busca de esos que dicen matar, ejercer violencia y atemorizar, en nombre de Ala, que van a hacer entonces esos  blandos gobernantes, ¿Desplegar la fuerza, desplegar la policía para protegerlos?.

Es indiscutible e innegable que las acciones violentas realizadas por grupos islamistas se han convertido ya, después de la crisis económica, en el segundo factor desestabilizador de la nueva y ya agotada UE que acaba de recibir el Premio Nobel de la Paz gracias a, según todo parece indicar,  sacrificar la seguridad de los ciudadanos de muchos de los Estados miembros. El ex primer ministro del Reino Unido, Winston Churchill, dijo en su momento    la conocida y acertada  frase  “Queríais paz sin honra, y ahora no tenéis ni paz ni honra”. Como en el pasado una nueva casta de gobernantes de la UE querían la paz, y la han logrado , pero para ello como es ya  evidente  han tenido que sacrificar pilares tan importantes de la UE como  la seguridad ciudadana y la estabilidad política. La cuestión ahora es: ¿Cuánto durara la paz?.

No hay comentarios: