jueves, 6 de junio de 2013

“DANGER AHEAD”, Y NO SE QUIEREN ENTERAR.

Un padre que no tenía el apoyo de la red Gürtel decidió un día que quería que su familia fuera como la de la ministra de Sanidad, Ana Mato. Y para ello compro un coche  jaguar. Como su poder adquisitivo era muy bajo tuvo que comprarlo a plazos. Al llegar a casa le dijo a su familia, tengo dos noticias, una buena, “He comprado un jaguar”, otro mala “Para pagarlo vamos a tener que estar durante años comiendo únicamente arroz a la cubana” y he dicho arroz a la cubana no porque no me guste ese plato, sino porque es un plato además de muy popular, tan rico y nutritivo como barato. Esto es lo mismo que está pasando en la economía española, la cual está logrando ganar competitividad en algunos sectores únicamente reduciendo costes laborales, bajando los salarios de los trabajadores. El actual Gobierno español en complicidad con los empresarios considera que  es bueno, positivo, acertado, ganar competitividad bajando costes laborales aunque ello suponga condenar a los trabajadores y sus familias, metafóricamente hablando, a comer arroz a la cubana durante años sino décadas.

Y lo más grave no es lo que piense o deje de pensar  el explorador y presidente del Gobierno español, Marinado Rajoy, sino que el presidente de la CE, Duräo Barroso,  le dice  "lo  estás haciendo muy bien”. Le dice, para que van a comer gambitas los trabajadores, arroz y que así podamos vender algo de lo que producimos.  ¿Vender algo de lo que producimos en la UE?, difícil, si seguimos así cada vez menos. Pongo un ejemplo, el de los paneles solares, un producto relativamente innovador, que la UE ya compra masivamente a China, producto causante de polémica recientemente, y al que la CE ha subido los aranceles debido a que se producía un dumping del 88%. No solo España, no solo Portugal, no solo Italia, no solo Francia, la UE, en concreto la economía de la Zona Euro pierde competitividad de forma imparable, debido a la aplicación de determinadas políticas como es  la libre circulación de bienes  y capitales, condenando a sus trabajadores a comer arroz al ser incapaz de innovar a corto plazo y dar el necesario valor añadido a sus productos. Como dicen los militares europeos “Danger ahead”, peligro delante, y lo grave es que los dirigentes de la UE no se quieren enterar. Los actuales dirigentes de la UE son incapaces de adoptar ninguna decisión encaminada a cambiar de dirección, son incapaces de  adoptar nuevas medidas que permitan a la UE recuperar el nivel internacional que tenía en el 92  la  CEE. La UE solo espera, espera que surja una catástrofe, un drama, que justifique que surja un nuevo liderazgo que la guie en una dirección completamente distinta. Dicho coloquialmente, para todos entendernos, no hacia el arroz a la cubana sino hacia las gambas.
La economía no es un compartimento estanco, sino que se ve afectada por todo lo que ocurre en el contexto en el que se desarrolla y estudia. La economía como otras muchas cosas es causa y consecuencia, determina las políticas de un gobierno y se ve afectada por ellas. La economía de forma  directa e indirecta  se ve afectada por numerosos  factores, algunos de ellos tremendamente extraños,  como es el ambiente social, los hábitos de consumo, los valores que primen en la sociedad , en que se decide invertir y gastar, etc.

Aunque pueda parecer extraño uno de esos factores  es el futbol. El futbol afecta a la economía mucho más de lo que podamos pensar, de dos formas, atrayendo inversiones, y atrayendo gasto, impidiendo que inversores y aficionados dediquen ese dinero a cosas que tendrían un mayor retorno para la sociedad.  El Barcelona acaba de fichar  a Neimar por 54 millones de euros. Que España, que el futbol español siga comprando los jugadores más caros del mercado y que  en España haya equipos de futbol que tienen un presupuesto mucho mayor al de economías mucho más fuertes que la española y con muchos menos problemas, evidentemente, no es bueno para el conjunto de la economía española, pues tanto inversiones como consumo determinan la evolución de la economía de una país. No lo digo solo yo, también lo dice el New York Times. Dicho periódico en  el 2012 relacionando economía y futbol, criticaba la mala gestión de Florentino Pérez tanto al frente de ACS como al frente del Real Madrid.  Gestión basada en una política empresarial similar, endeudarse excesivamente y no pagar las deudas, recurriendo a influencias y amistades para renegociarlas una y otra vez con la banca. En ese momento ACS tenía una deuda de alrededor de 9000 millones de euros y el Real Madrid una deuda acumulada, según dicho periódico, de 500 millones de euros. Pero Florentino Pérez no se quiere enterar, empeñado en islamizar el Real Madrid, trayendo como en el 2001 a Zidedine Zidane, personaje francés de origen argelino, historia y su coste  de sobra conocida, sigue considerando que su gestión tanto al frente de ACS, empresa que se está hundiendo en la bolsa, y al frente del Real Madrid, es un éxito, cosa que no dudo, un éxito para él, pero no para España, no para la economía española que es la que soporta sus deudas. Es evidente que incluso para el Real Madrid hay peligro delante, “danger ahead”, y la afición no se quiere enterar. Siendo mi única duda en este momento si el presidente Rajoy se retirara de la política como lo hizo en su momento el ex presidente Aznar o no.

No hay comentarios: