miércoles, 10 de julio de 2013

TIRAN DE LA MANTA PARA INTENTAR TAPAR LA GÜRTEL ¿QUIEN TIRA?.

Como consecuencia de la Guerra Civil en España durante un periodo de alrededor de 35 años gobernó una dictadura militar. Existiendo en España como forma de  gobierno un régimen político  totalitario,  que se caracterizó por una elevada represión política y un casi total aislamiento de España  de la esfera internacional, en concreto de lo que se conocía como el Mundo Occidental. Es decir, en España durante alrededor de 35 años no hubo  pluralismo político, permitiéndose el ejercicio de la política solo a sectores afines al régimen. Los ciudadanos no podían elegir a sus gobernantes de forma democrática sino que estos eran elegidos por el régimen de acuerdo a otros criterios, ninguno de ellos democrático. Aislamiento internacional que provoco que España, se desarrollara y progresara  de forma mucho más lenta que el resto de países de la órbita occidental.

El agotamiento del régimen militar, escenificado con la muerte por enfermedad del general Franco,  y las presiones internacionales, permitieron y favorecieron, respectivamente, que en España se instaurara en el 78 una democracia, en forma de Monarquía parlamentaria. A partir de entonces España ha vivido un periodo de alrededor también de 35 años, que se ha caracterizado por el aperturismo político y la entrada de España en la esfera internacional, entre otras cosas España paso a formar parte de la OTAN y de la UE. Periodo durante el cual la sociedad española ha logrado un desarrollo y progreso sin igual en la historia de España. Desarrollo y progreso que en estos momentos se está destruyendo, retrocediendo  España política, social y su economía  a épocas del pasado.
Pero, lamentablemente, si analizamos la actual situación política, económica  y social  de España,  se percibe que  ha comenzado un nuevo periodo,  de crisis. De crisis de todo tipo, política, económica, social, laboral, internacional,…... Un nuevo periodo de crisis que no sabemos ni cuándo ni cómo acabara pero que seguramente dure también alrededor de otros 35 años, tiempo necesario para que surja una nueva generación de políticos capaces de adoptar decisiones para superar la crisis.

Sin ser mi intención la de hacer apología de los regímenes totalitarios, seguramente, si el general Franco resucitara, diría algo así como “Veis por qué estuve gobernando tanto tiempo”.  Y lo digo porque la actual situación de España da a entender que algunos sectores políticos de la sociedad española , de derechas y de izquierdas,  no conocen más que el lenguaje del palo o quieren provocar que los militares recurran otra vez al palo para volver a instaurar en España otro tipo de régimen no democrático. Algo que sería una completa insensatez, pues un golpe de Estado del Ejercito  supondría el inmediato aislamiento de España , y la intervención de la OTAN, pues aunque la actual OTAN no sea la de tiempos pasados, estando muy debilitada y desunida, no puede negarse a defender determinados valores , como es la democracia.
Dichos sectores políticos, de izquierdas y de derechas, pues ambos han gobernado España durante largos periodos, han provocado con sus políticas, decisiones  y actuaciones un desarrollo muy imperfecto de la democracia española. En España  desde los poderes del Estado se cometen flagrantes,  continuadas, e impunes  violaciones de los derechos humanos,  por ejemplo se ejerce represión judicial y policial, se tortura, se realizan prácticas de medicina punitiva, etc. El Estado de Derecho es débil e ineficaz, debido a que el sistema judicial carece de la suficiente imparcialidad e independencia de otros poderes del Estado. Y tercero la democracia española carece de  instrumentos de control de la gestión política, ello provoca que un día si otro también afloren a la luz pública casos de corrupción, de comportamientos incorrectos e  ilegales, de gobernantes españoles, unos ya prescriptos otros todavía no. El asunto de los EREs de Andalucía, el Caso Noos que afecta a la Casa Real de los Borbones, y el asunto Gürtel del PP, son tres claros ejemplos de la total falta de control que existe sobre el funcionamiento de las instituciones y poderes del Estado.

El asunto más importante en estos momentos, sin lugar a dudas, es el del ex tesorero del PP, Luis Bárcenas. Que por los partidos políticos españoles, por todos,  circulan ríos de dinero sin ningún tipo de control es algo ya conocido  desde hace tiempo. Que en el PP hay sobre-vocación, es decir, no exceso de vocación sino vocación motivada por la entrega de sobres de dinero negro, también es conocido desde hace tiempo. La alcaldesa  de Madrid, Ana Botella, en una entrevista periodística dijo algo así como que siempre que encontraba a un joven  del PP en la sede de Génova , le preguntaba  ¿qué haces aquí?, no sé si estos le contestarían vengo a por mí sobre. A mí personalmente que los dirigentes políticos españoles cobren en negro no me parece mal, ni de relevancia política, ni dañino para la democracia, simplemente me parece un problema entre ellos y hacienda. Seguramente en sus viajes de trabajo tengan gastos extraordinarios, invitar a una cena de trabajo, contratar de forma extraordinaria una secretaria o secretario, etc. Lo que sí me parece de transcendencia, de importancia es saber de dónde salen esas cantidades de dinero negro. Pues no es lo mismo que ese dinero negro provenga de donaciones de militantes o simpatizantes ricos  del partido, a que provenga de actividades corruptas o ilegales como el blanqueo de dinero del crimen organizado internacional.
La trama Gürtel que se dedicaba entre otras cosas al lavado, blanqueo,…, de dinero del crimen organizado internacional, es evidente que  ejercía mucho poder dentro del PP e influencia sobre los gobiernos ( central , autonómico  o municipal)  que dicho partido controlaba. Además todo parece indicar que la trama Gürtel suministraba mucho del dinero que era utilizado para dar extras en negro a los dirigentes del PP. Caída la Gürtel, gracias a un excelente trabajo policial , sus líderes, conocedores de que existen evidentes pruebas que demuestran su culpabilidad y  conocedores de la basura que hay en el PP , están presionando a los dirigentes de ese partido para que gobernando España presionen a su vez al  Poder Judicial para logar un pacto judicial  que les permita evitar la cárcel, provocando así una ya  crisis de Estado  y contribuyendo a desestabilizar España.

Hace calor, pero que pasara cuando llegue el frio invierno, ¿Tirara más Bárcenas de la manta?, llegara a pensar en la carel Bárcenas, lo que muchos ciudadanos piensan fuera “Poco ya  me puedes quitar, pero mucho puedo hacer que pierdas”.

El caso Barcenas-Gürtel está en mi opinión poniendo de manifiesto dos importantes defectos de la sociedad española. Primero, el ya citado, la debilidad del Poder Judicial debido a su falta de imparcialidad e independencia. El Poder Judicial, al contrario a lo que ocurre en Andalucía con los EREs,  está actuando con excesiva lentitud, con oportunismo político  y sin la fuerza que un  asunto tan grave y desestabilizador requiere. Segundo, que en España existe no un periodismo  de investigación sino un periodismo  carroñero al servicio de intereses nada claros y espurios. Me explico, el buen periodismo valora el interés, la relevancia y la conveniencia de la noticia antes de darla a conocer a la opinión pública, y no por el contrario se pone al servicio de criminales perseguidos por la justica para desestabilizar un país y lógicamente agravar así la situación económica. Además lo ocurrido abre la incógnita de  ¿quién  está tirando de la manta, Bárcenas u otros? y ¿para qué?, solo para tapar la trama Gürtel o para algo más.

En mi modesta opinión no debemos de olvidar que la democracia representa el gobierno de los más votados, no de los más ricos, ni de los de mayor titulación, ni siquiera de los más honrados y honestos.  Lo digo porque considero que teniendo el presidente Rajoy mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, su dimisión, como  ya han pedido algunos partidos de la oposición,  es algo que debe o debiera decidir únicamente  el Poder Judicial, de acuerdo a la gravedad del asunto. A lo contrario de lo que ocurre con el presidente de la Xunta, Nuñez Feijoo, al cual deberían ya haber obligado a dimitir por sus relaciones con el narcotráfico, no considero que cobrar pequeñas  cantidades en dinero negro, como denuncian que ha hecho el presidente Rajoy ,  sea algo tan grave como para dimitir. Lógicamente otra cosa seria si el 31 de Diciembre del 2014, como ya prevé el FMI,  la situación de la economía española sigue sin mejorar, sin crecer y el paro sin bajar, entonces si considero que el presidente Rajoy  deberá dimitir y convocar elecciones.

No hay comentarios: