jueves, 29 de agosto de 2013

EL PRESIDENTE OBAMA EVOCA EL POPULISMO NEGRO.

El discurso del presidente Barack Obama no deja de sorprenderme. Además de tener una brillante oratoria,  educado en Harvard y encontrándose en el nivel social más alto de la sociedad americana es capaz de dirigirse a los suyos como si fuera uno más de ellos y decirles lo que ellos quieren oír.

Ayer con objeto de la conmemoración del 50 aniversario de la marcha que ciudadanos negros liderados por Luther King hicieron a Washington D.C,  para oponerse a la discriminación de que eran objeto y reivindicar sus derechos, el presidente  Obama no defraudo con su discurso. A  pesar de que lleva casi 6 años gobernando,  se dirigió a los suyos como si no fuera presidente de los Estados Unidos, como si todavía fuera candidato. Se dirigió a los suyos como si perteneciera al nivel más bajo  de la sociedad americana. Se dirigió a los suyos diciéndoles lo que deseaban oír, diciéndoles en la Casa Blanca hay un presidente negro, pero los ciudadanos negros americanos son todavía discriminados, no tienen igualdad de oportunidades y son pobres porque los blancos americanos  les cierran las puertas. Se dirigió a los suyos reconociendo que durante los casi seis años que lleva gobernando la situación económica de los sectores sociales que le apoyaron en las elecciones  ha empeorado, pero el como si fuera el chico que vende perritos calientes en la calle no se considera responsable de que la economía de los Estados Unidos este empeorando y las diferencias entre ricos y pobres aumentando. Les dijo a los suyos, no es culpa mía es de las elites blancas. Discurso brillante e inteligente el del presidente Obama, pero también peligroso al querer responsabilizar del fracaso de su política económica a las elites blancas de la sociedad americana, pues no siempre va a haber un presidente negro en la Casa Blanca, ni Demócrata, y cuando se vaya el fracaso de su gestión , ahora disimulado mediante políticas que favorecen a los sectores sociales que le apoyaron , saldrá a la luz, hundiendo su prestigio, dañando la economía de los sectores sociales que le apoyaron al retirarse las injustas ayudas de que ahora disfrutan  y desacreditando al Partido Demócrata.
Son objeto los negros americanos en el siglo XXI   de “discriminación legalizada” , no lo sé , es difícil creerlo teniendo en cuenta que los EEUU tiene un presidente negro, y parece un poco hipócrita dicho por alguien como Obama  que pertenece al nivel más alto de la sociedad americana. No voy a negar que sea posible que en pleno siglo XXI se den casos en la sociedad americana y en otras, de discriminación por raza, genero, religión, ideología política, condición social o color de la piel. Sin ir muy lejos en la sociedad española el sistema educativo se utiliza de forma discriminatoria para estratificar la sociedad, limitando el acceso a titulación académica en función de cosas como la condición social.  Pero también es cierto que la discriminación es utilizada muchas veces por sectores sociales como argumento para obtener privilegios encubiertos  bajo el paraguas de lo que se conoce como discriminación positiva.

Indiscutiblemente la igualdad de oportunidades debe ser un fin a alcanzar y defender en toda sociedad democrática, y la mejor forma de hacerlo es juzgando y valorando a las  personas por sus acciones y méritos, independientemente de cual sea su raza, religión, condición, genero, o color de su piel. Juzguemos por tanto al presidente Obama no por el color de su piel sino por sus acciones, por su gestión al frente de la Casa Blanca.

No hay comentarios: