miércoles, 22 de enero de 2014

RECUERDA: UNA PALABRA DEL ELECTORADO LLEGARA PARA QUE TE VAYAS.

De la información difundida sobre el último Consejo Europeo celebrado el pasado mes de Diciembre se extraen, de forma resumida, tres conclusiones:

1ª La UE está paralizada políticamente. Ello es debido a que cada vez son  más  las fuerzas políticas europeas que consideran que las políticas defendidas y aplicadas  por la UE están provocando el declive, el hundimiento, el empobrecimiento tanto de la UE a nivel colectivo, la UE es en estos momentos totalmente irrelevante a nivel internacional, como de algunos Estados miembros.

2ª La UE está preocupada por su seguridad y defensa. Numerosos grupos políticos europeos han estado durante años, sino décadas, pidiendo una política de seguridad y defensa más independiente de los Estados Unidos. Hoy que los Estados Unidos han decidido complacerles y alejarse, militarmente hablando, un poco de Europa, la UE se ha dado cuenta de que es muy débil, incapaz de actuar para defender sus intereses y política exterior  allí donde necesita y desearía. La seguridad y la defensa como todo cuesta dinero. Algunas fuerzas políticas europeas, como es tradicional, desde siempre, desde la creación de la NATO, la quieren tener pero se niegan a aportar los recursos económicos necesarios para lograrla, valorados en el 2% del PIB de cada Estado miembro. La seguridad interior es cada vez es más débil. La NATO liderada, dirigida por los militares europeos ha fracasado totalmente en Afganistán. Ello ha provocado que  en numerosos Estados miembros se esté debatiendo a nivel político sobre que aportan los militares, las Fuerzas Armadas, en nuestra época a los intereses nacionales. Buscando dar respuesta a ¿Qué Fuerzas Armadas son necesarias, para que misiones? y ¿Cuánto es necesario gastar en seguridad y defensa?

3ª La UE presionada por una serie de países cuyos bancos están en situación de riesgo debido a la actual situación económica y financiera y a la interdependencia entre países, países como España, ha aceptado estudiar avanzar hacia una unión bancaria a alcanzar dentro de 13 años, en el 2016. Una unión bancaria que permitiera, dicho a groso modo,  que la caída de un banco nacional la soportara no la deuda pública del Estado a que pertenezca, no la economía nacional, sino el conjunto de la UE. En mi modesta opinión, considerando la desunión y el enfrentamiento que existe en este momento en el seno de la UE no creo que dicha unión bancaria se puede alcanzar ni en el 26 ni en el 29.

Al seguir el debate que hoy se está produciendo en el Congreso de los Diputados sobre dicho Consejo Europeo he constatado, otra vez más,  lo que llevo pensando desde hace tiempo: No tenemos a nadie en el Congreso de los Diputados. Los sectores más desfavorecidos y vulnerables de la sociedad española no tenemos a nadie en el Congreso pues las fuerzas políticas con representación en el mismo, lamentablemente,  solo buscan, solo les interesa, defender los intereses de los suyos.
La comparecencia del presidente del Gobierno se puede resumir en dos ideas. Primera, España va bien, hemos logrado superar el pico de pago de deuda que se produjo en el 2012 mediante un pequeño rescate de la UE. Las elites económicas del país pueden volver a respirar pues no hay problemas de pago de deuda exterior  a corto plazo. Segunda, hay que seguir con el conjunto de reformas y medidas encaminadas a fortalecer los derechos y los interese de la burguesía española.

Lógicamente el presidente Rajoy ignora, no le preocupan importantes problemas de la economía española, y por tanto de la sociedad española, cito tres: la incapacidad de numerosas empresas para hacer frente a sus deudas, una morosidad que no cesa de incrementarse y un paro crónico de alrededor de un 25% de la población activa.
Ante un presidente del Gobierno contento, a sus elites económicas le va mejor, la oposición, el Partido Socialista, ataca. Los socialistas están logrando en la oposición algo insólito, desgastarse, perder votos, con posicionamientos, con la defensa de políticas consideradas hoy ya a nivel europeo  causa de la situación decadente, del empobrecimiento, de la conflictividad social, que vive la sociedad española. Los socialistas atacan ignorando que debido a su posicionamiento ideológico sus votantes están perdiendo su puesto de trabajo, están siendo despedidos, y están perdiendo derechos y calidad de vida. Los socialistas atacan ignorando que el electorado les está diciendo “Una palabra mía llegara para que te vayas”.

Que los socialistas ataquen no conscientes de lo que pasa, no conscientes de que sus políticas, sus decisiones,  son equivocadas, no es de extrañar, ni es algo nuevo ni es propio solo del socialismo español. El socialismo está completamente desacreditado a nivel europeo. Su proyecto internacional muy liberal por sus  políticas favorables a la libre circulación global de personas, bienes y capitales es considerado hoy en numerosos estados de la UE la causa de la situación de declive, empobrecimiento e irrelevancia de la UE. En Francia el socialismo, seguramente debido a que el presidente de la Republica, F. Hollande, estaba muy ocupado en asuntos externos al Eliseo, se ha dado cuenta después de 18 meses que sus políticas fracasan, y ahora propone adoptar nuevas políticas más liberales, como la de reducir el gasto público. Políticas que muchos analistas consideran ya que van a fracasar provocando que Francia, la situación de su economía, pase a ser un problema para toda la UE. Pero el rumbo equivocado del socialismo europeo no es algo nuevo. Se puso en evidencia alcanzando un alto de nivel de putrefacción cuando Rusia a través de la empresa nacional Gazprom contrato al ex canciller de Alemania, Gerhard Schröder. Hecho que explico en su momento y sigue explicando hoy muchas de las decisiones que se adoptaron y se adoptan  en Europa, causa muchas de ellas de la actual situación de declive, empobrecimiento, desunión  e irrelevancia de la UE.

No hay comentarios: