miércoles, 6 de agosto de 2014

¿POR QUÉ CANTAS AHORA PUJOL?

La democracia española ha frenado de repente y de forma peligrosa provocando una crisis nacional. Una crisis, económica, política, social y territorial. ¿Lo  ha ordenado  y provocado alguien, grupo de poder político, económico, factico, etc., con sus decisiones y medidas? No está claro. Lo que es evidente e irrebatible es que la democratización de España se ha frenado, dándole a conocer al pueblo español que vivía una falsa realidad, dando a conocer a la opinión pública que España es un país en el que:

1º Hay terrorismo de Estado, el ejemplo más claro es el 11M.

2º Se cometen flagrantes, continuas e impunes violaciones de los derechos humanos.

3º Existe una corrupción generalizada. La corrupción es en España  una epidemia, una mal endémico, que afecta a toda la casta política, incluso a los miembros de  Podemos. Entendiendo por casta política la imagen visible del poder, de las elites gobernantes españolas.

En este ambiente de corrupción generalizada no es una sorpresa que se haya hecho público que son unos ladrones el  ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, y su familia,  y que gobernando durante décadas Cataluña no cumplían sus obligaciones con Hacienda, la sorpresa hubiera sido  que fueran honrados. En un país en el que miembros de la  Casa Real, resumiendo,  cobraban impuestos de forma paralela al Estado. En un país en el que hay ex ministros en la cárcel, Jaume Matas. En un país en el que en la Comunidad  de Andalucía van a tener que construir una cárcel nueva para poder meter en ella a los políticos implicados en los asuntos que en estos momentos instruye la juez Alaya. En un país en el que las elites gobernantes gallegas, entre ellos el actual presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, mantienen intimas y lucrativas relaciones con el narcotráfico, lo de Pujol y su familia de ladrones, es simplemente más de lo mismo.
Con el asunto de  la familia Pujol, su desorbitante e ilegal enriquecimiento, ocurre lo mismo que con el asunto de Gowex o el inexplicable y rápido crecimiento de la fuerza política Podemos, ninguno de ellos se  hubiera podido producir de no existir   un elevado consenso entre las elites gobernantes españolas para facilitarlo y permitirlo. El ex presidente José María Aznar en su libro España puede salir de la crisis, en el capítulo 3, pag 53, se pregunta ¿Ha fallado el Estado? ¿Ha fallado el mercado? El mismo se contesta afirmando que la crisis económica mundial  se ha producido porque ha fallado el Estado. Lógico, el libre mercado es libre, pero no tanto en ningún país como  para tener vida propia, su funcionamiento siempre depende de las decisiones que se adopten desde el Estado. Dicha afirmación es extrapolable al actual contexto español. La crisis nacional no ha surgido porque si, se ha provocado desde el Estado a través de equivocadas y muchas veces también fascistas, tiránicas, decisiones adoptadas por aquellos que controlaban y controlan las instituciones y poderes del Estado español. El terrorismo de Estado, la corrupción generalizada, los vínculos de las elites gobernantes gallegas con el narcotráfico, el enriquecimiento ilegal de los Pujol, la estafa de Gowex, el crecimiento del partido político Podemos, incluso el conflicto territorial de Cataluña se producen debido a órdenes y decisiones que emanan de las elites gobernantes españolas.

Cataluña, Cataluña, Cataluña, ¿Hacia dónde vas? ¿Con quién vas? ¿Contra quién vas? Seguramente se lo estén preguntando muchos ciudadanos catalanes. El proceso de independentismo que elites gobernantes catalanas dicen que quieren impulsar, realizando un referéndum el próximo 9 de noviembre  para que la sociedad catalán se pueda pronunciar al respecto, es cada día más confuso. Si las elites gobernantes catalanas no se quieren enfrentar al Gobierno español de que hablan cuando piden la independencia, ¿Qué están reivindicando realmente? ¿Lo sabe la sociedad catalana, o vive sumergida en una profunda mentira?
El enriquecimiento del ex presidente Pujol y familia no se podría haber producido sin contar con estrechos vínculos con otros grupos de poder de la sociedad española, que le apoyaban y tapaban sus actividades. No es creíble pensar que las actividades de la familia Pujol no estuvieran controladas por los servicios secretos españoles, por el antiguo Cesid y el actual CNI,  por tanto es evidente que dichas actividades se producían contando con la complicidad del Estado, de un Estado corrupto y fallido.

Por qué ahora, en un momento tan inoportuno, a pocos meses del referéndum,  el ex  presidente Jordi Pujol canta, dando a conocer que su familia  tiene cuentas sin declarar, haciéndole así un enorme daño al proceso independentista ¿Le han amenazado aquellos que antes le protegían desde los poderes e instituciones del Estado? o por el contrario todo ha sido elaborado entre sectores del poder catalán, la familia Pujol, etc.,  y grupos de poder que dirigen y controlan las instituciones y poderes del Estado español, impulsándose el  proceso independentista y la convocatoria del referéndum con intereses y objetivos ocultos, espurios,  que benefician a la familia Pujol, no siendo ninguno de ellos que Cataluña llegue a ser algún día un  Estado soberano.

No hay comentarios: