miércoles, 24 de septiembre de 2014

PODEMOS CRECE EN VOTOS PERO NO EN DIRIGENTES.

En las elecciones europeas celebradas el pasado 25M Podemos entro  de forma inexplicable, rápida y  sorpresiva en la vida política española,  contribuyendo a fraccionar no solo el mapa político español sino el mapa político de la UE. Obteniendo 1,2 millones de votos y cinco eurodiputados. Podemos justifico su entrada en la vida política española presentándose como la formación política que iba a dar voz al descontento  manifestado por los ciudadanos a través de movilizaciones sociales, concentraciones de ciudadanos que decían que eran  espontaneas, en las que nadie decía ser su líder ni organizador, y que se dirigían a la clase política con el eslogan de “No nos representan”.

La opinión publica conoce hasta ahora muy poco de Podemos. Conoce  tres cosas: Primero, Podemos es una formación política nueva, pero sus dirigentes son viejos conocidos de la vida política española. Sus principales y más activos dirigentes son Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Iñigo Errejon, Carolina Bescansa, Luis Alegre. Todos ellos con antiguos vínculos con sectores de la izquierda española e importantes vínculos con la Universidad Complutense de Madrid, universidad que les da un fuerte apoyo y cuyo rector es un hijo del dirigente del PCE, Santiago Carrillo. Segunda, sus dirigentes conocidos defienden ideas propias de la izquierda latinoamericana. Tercera, dicha formación cuenta con un importante apoyo propagandístico mediático, en particular de cadenas  de televisión. Cualquier movilización social que esté relacionada con gente de Podemos tienen una desmesurada cobertura mediática. En las principales tertulias que organizan las televisiones privadas españolas es raro que no haya un miembro de Podemos.

Desde que Podemos surgió, elecciones europeas 25M,  los  medios de comunicación no han dejado de trasmitir a la sociedad española que Podemos no cesa de crecer en intención de voto, aunque nadie conoce ni sus candidatos, ni siquiera su programa. Podemos esta en este momento realizando un proceso para dotarse de organización, es decir, elegir líderes, y definir sus principios éticos. Proceso que finalizara el próximo 15 de Noviembre, seis días después de la fecha fijada por la Generalitat, 9N,  para realizar el referéndum independentista.

Desde que surgió,  he considerado Podemos un fenómeno político interesante, dañino para la democracia española, peligroso y preocupante, y mención de análisis y seguimiento.

Podemos es producto de un sutil, hábil, exitoso y muy costoso proceso de manipulación mediática de la vida política española. Podemos es un producto de marketing político.  Podemos está constituido por grupos residuales de la izquierda española. Sus dirigentes han conseguido impulsar dicho partido con rapidez, pasando dicha fuerza política de no existir a tener  1, 2 millones de votos y cinco eurodiputados, gracias principalmente a 2 cosas. Estar apoyados por sectores de la derecha española, que le dan votos utilizando su influencia política clientelar, y a contar con un fuerte apoyo propagandístico mediático. En concreto de las cadenas de televisión La sexta, del Grupo Planeta, y la Cuatro y Telecinco del grupo italiano Mediaset.
Que sectores residuales de la izquierda española, con ideas retrogradas, populistas  e inviables, que cuentan con muy poca aceptación en la UE, solo defendidas ya en Latinoamérica, crezcan en apoyo social dando forma a Podemos no tiene porque ser malo en sí para la democracia. Los ciudadanos tienen derecho a cambiar de voto y a votar incluso a aquellos que con sus ideas puedan perjudicar sus intereses. Lo grave, lo peligroso y preocupante son los objetivos, los intereses y las intenciones que se ocultan tras el claro y contradictorio  apoyo que le están dando a Podemos tanto adversarios políticos como sectores de la derecha española. La propaganda mediatica televisiva  es muy cara, alguien la está pagando, y lo está haciendo ocultando sus intereses e intenciones. Lógicamente también debemos de hacernos la pregunta de ¿Por qué sectores de la derecha española apoyan el crecimiento de un partido político cómo Podemos? ¿Se debe únicamente a que han cambiado de ideas u ocultan intereses e intenciones?

A pesar de que los medios de comunicación difunden encuestas que sitúan a Podemos como tercera fuerza política en intención de voto, sus dirigentes  acaban de anunciar que dicha formación política no se presentara en las próximas elecciones municipales. La razón la desconozco pero puede tener su explicación en tres características principales de Podemos.

1º Podemos es una formación política creada para dar juego en la vida política española y europea  a una serie de personas, que tienen nombre y apellido, actuales dirigentes de Podemos, unos conocidos ya, como Pablo Iglesias,  otros todavía no. Para impulsar Podemos y apoyar la entrada de sus dirigentes en política se organizaron movilizaciones sociales como el 15M, la Marcha por la Dignidad, etc.  

2º Podemos se basa en el personalismo político. Es una organización muy elitista. Sus dirigentes buscan visibilidad y diferenciación en el mapa político español defendiendo los problemas de unas bases con las que no se identifican realmente. Podemos es una organización tan elitista que sus principales dirigentes argumentan su discurso no con datos sino con su titulación. Es frecuente oír decir a los dirigentes de Podemos: Estoy aquí opinando y opino esto porque soy profesor de…., por ejemplo de geopolítica.

3º Podemos tiene el voto muy fraccionado, la posibilidad de poder gobernar en algún ayuntamiento es muy baja. Los dirigentes de Podemos, conocidos y ocultos,  tienen grandes aspiraciones, presentarse a una elecciones municipales para ser concejal de un ayuntamiento en la oposición no está entre ellas. Que Podemos no se presente a las elecciones municipales representa un desprecio de sus dirigentes hacia sus bases y hacia la actividad política en general. Hacia unas bases, seguidores, militantes, a los que no consideran cualificados para hacer política a pesar de que ellos si quieren participar.
Todo lo relacionado con el fenómeno político de  Podemos es un engaño. Ni es un fenómeno popular, ni es espontaneo, ni es tan grande como dicen algunos  medios de comunicación españoles. Podemos no nace para ser un nuevo instrumento con el que los ciudadanos puedan participar más en política, que mejor sitio para ello que la política a nivel municipal. Podemos es un instrumento de sus dirigentes para lograr poder por procedimientos democráticos. Podemos no busca crecer, sino con el mismo número de dirigentes, conocidos y desconocidos, conseguir de la forma más rápida posible el mayor poder. Podemos quiere gobernar algo que solo lo podrá logar mediante alianzas, principalmente con el PSOE. Es por ello que a los dirigentes de Podemos solo les interese entrar en importantes  centros de poder político: Parlamento Europeo, Congreso de los Diputados, y tal vez Parlamentos autonómicos.

1 comentario:

ensondeluz.com dijo...

Pienso que este 'post' acierta en casi todo aunque de algún modo sea una hipótesis interpretativa, pues las situaciones cambian a veces de modo imprevisible.

Por cierto, me gusta su blog, pero he tratado de conocer algo sobre su/sus promotor/es, como quién escribe en él? quiénes lo forman? si es posible suscribirse?

Ya sé que no siempre se puede ser totalmente trasparente, pero por qué diciendo cosas tan sensatas y razonables no pueden identificarse?

Si a pesar de todo, prefieren seguir así, o si no he sabido encontrar el link para conocerles, al menos me gustaría recibir una aviso por email cada vez que publiquen. Me interesa casi todo lo que escriben.

Y el nombre es bueno, "Refinería Personal"

Gracias

Ramón