viernes, 24 de octubre de 2014

EL DINERO ANULA LAS DIFERENCIAS IDEOLOGICAS.

Según la Encuesta de Población Activa el paro ha bajado en el tercer trimestre del 2014 en 195.200 personas. Además, según el Gobierno español, España está creciendo, y crecerá un 2% en el 2015. Dichos datos, buenos, pueden hacernos creer que la situación de España, en concreto de la economía, va mejor, que ha mejorado, algo muy lejos de la realidad, la situación de España va a peor. No se ha producido todavía una reactivación de la economía.

La burguesía española muy contenta por las reformas que ha realizado el actual Gobierno, del Partido Popular, está realizando un enorme esfuerzo por dar una imagen distinta de la economía española, creando un empleo que la actividad económica existente no requiere, siendo un empleo de muy baja calidad, precario, con salarios muy bajos,  condenado a desaparecer a corto plazo si la situación de la economía española no cambia realmente. España crece, pero ello tiene mucho que ver con el impulso que le está dando el Gobierno, con una política comercial que sigue contribuyendo a destruir el tejido productivo español, y con el gasto público, pues España crece pero también sigue creciendo la deuda pública. Para entendernos con un símil,  la economía es como un enfermo al que le baja la fiebre después de tomarse numerosos antipiréticos, pero ello no implica que la enfermedad haya desaparecido, todo lo contrario, esta puede haber empeorado, como le está pasando a  la economía española, cuya situación empeora aunque algunos e importantes indicadores mejoren.

España se encuentra en una grave situación sin precedentes desde la década de los 30 del pasado siglo. Situación que se caracteriza por la existencia de una serie de elementos que  están poniendo en peligro la estabilidad, la paz social y la recuperación económica. Dichos elementos son:

-Elevado Fraccionamiento del mapa político.
-Corrupción generalizada.
-Crecimiento de grupos políticos de ideología comunista.
-Asunto de Cataluña.
-Politización y falta de rigor de los medios de comunicación.

En los últimos años en España han surgido una serie de nuevos partidos políticos, tanto de ideología de izquierdas como de derechas, que no tienen espacio político propio, distinto al de otras fuerzas de mayor dimensión. Su razón de ser es únicamente defender los intereses concretos de sus líderes, y permitirles tener una mayor visibilidad en la esfera política de la que disfrutarían si estuvieran integrados en otros grupos políticos. El fraccionamiento innecesario e ilógico del mapa político español es muy negativo para la democracia española. Dificulta la gobernabilidad al hacer más difícil el consenso para dar  solución a problemas importantes de la sociedad española. Los dirigentes de los pequeños partidos a la hora de cerrar acuerdos siempre que pueden desean sacar una tajada, un benéfico, un incremento de su poder, muy superior al que le corresponde por el apoyo electoral, social, con que cuentan, es lo que se conoce como beneficiarse del efecto llave, es decir, beneficiarse de ser imprescindible para que se pueda gobernar.

La corrupción en España es generalizada, en mayor o menor medida afecta a todo lo público. Hay corrupción en importantes instituciones, como la Casa Real. En los partidos políticos, en todos los que hasta ahora han tenido capacidad para gobernar, grandes y pequeños. Y también afecta a los sindicatos y a las organizaciones empresariales, por ejemplo la CEOE, uno de sus expresidentes, Díaz Ferrán,  está en la cárcel. Además, en muchos casos la corrupción de los sindicatos era una fuente de financiación de dirigentes de partidos políticos afines. Por ejemplo,  la corrupción de Comisiones Obreras contribuyo a la financiación de  dirigentes de Izquierda Unida.

La corrupción política es una lacra que afecta y daña todo lo que ocurre en un país. Impide que haya igualdad de oportunidades, pues el que pueda pagar tendrá un mejor trato por parte de las instituciones y poderes del Estado que el que no pueda, por ejemplo a la hora de obtener concesiones, licencias, realizar oposiciones, etc. La corrupción política impide el desarrollo económico y por consiguiente el progreso de una sociedad, pues los dirigentes políticos quieren sacar tajada, obtener un beneficio, cobrar una comisión, de toda actividad económica importante que se realice en su área geográfica de poder, municipal, autonómica o estatal. Cuando mayor es la corrupción política en una determinada  área geográfica más difícil es siempre crear una nueva empresa.

El crecimiento del Comunismo es otro de los grandes problemas de la sociedad española. Con la desaparición de la Unión Soviética en 1991 el comunismo quedo completamente desacreditado internacionalmente al darse a conocer a la opinión publica lo que había representado en los países del Pacto de Varsovia, del COMECON, el gobierno de  los regímenes de ideología  comunista, lo cual no había sido otra cosa que violencia, represión, injustica, pobreza, desigualdades, un  total fracaso de la política económica centralizada, y prácticas de medicina punitiva. Prácticas de medicina punitiva que han sido heredadas por algunos países occidentales, como por ejemplo España.  Para que nos hagamos una idea, en los países en los que teóricamente gobernaba  el Proletariado, por ejemplo Polonia, mientras las elites comunistas tenían tiendas especializadas a las que ir a comprar productos de calidad, la gran mayoría importados de Occidente,  la clase trabajadora sufría escasez. Escasez, en muchos casos hambre, que generaba un malestar que los ciudadanos no se atrevían a expresar por miedo a la violencia que ejercía el Estado.

Inexplicablemente hoy en España, realizando una relectura falsa del comunismo internacional, se están impulsando partidos políticos con ideas propias del comunismo que gobernó durante décadas los países del Pacto de Varsovia. El PCE, cuya equivocada legalización en la transición, permitió que pasara, para bien o para mal,  a ser un partido tradicional del panorama político español, supo integrarse con normalidad en la democracia española, muchos de sus dirigentes para poder gobernar se integraron  en otros partidos con mayor respaldo electoral, y el PCE como tal forma hoy parte de la formación  Izquierda Unida. Lo único que  durante décadas diferencio a los principales dirigentes comunistas españoles de otros era su constante oposición a la OTAN y su incondicional apoyo a la política de Moscú.  Pero ha surgido un nuevo comunismo, con nuevos dirigentes que vuelven a defender antiguas ideas, y que son partidarios de recurrir a antiguos instrumentos, como el de la violencia, para intentar ganar poder político.

Los nuevos dirigentes comunistas son muy fáciles de identificar y diferenciar de los antiguos comunistas que provienen de la transición. Los delatan sus reivindicaciones y  su discurso. Un discurso siempre amenazante, agresivo, violento, buscando radiar violencia incluso a través de los gestos,  son como perros siempre ladrando para exigir que les echen comida. Tenemos claros ejemplos en Podemos, en Compromis, etc., también en IU, Hace unos días el diputado de Compromis, Joan Baldovi Roda hizo en el Congreso de los Diputados una demostración de cuál es el estilo, el talante, del nuevo comunismo. No le llego con poder hablar en el Congreso de los Diputados, tuvo que acompañar su reivindicación, su crítica a los recortes que está haciendo el Gobierno, con un acto de propaganda, saliendo a través de los medios televisivos rompiendo un trozo de pan. Este Sr, este comunista, en mi opinión no es un payaso, a mí no me hizo reír, sino que  es un botarate,  es un mal nacido, y lo digo  porque su comportamiento, sus acciones, grotescas, violentas, lamentablemente, van a provocar que muchos ciudadanos españoles, seguramente también de ideología comunista, no tengan ni para pan porque serán despedidos de sus puestos de trabajo.

El nuevo comunismo, con antiguas ideas, partidarios de antiguas tácticas, como la de utilizar la violencia  para amenazar a los ciudadanos y ganar poder político, es residual en España, son muy pocos, siempre son los mismos los que participan en los actos reivindicativos, y además, tienen escaso poder social. A  pesar de ello considero que representan una importante  amenaza para la democracia española, pues el fuerte apoyo económico que recibe el nuevo comunismo español del comunismo internacional, de países como Rusia, etc., canalizado a través de sectores burgueses de la derecha española, hace que estos grupos cuenten  con un  gran respaldo mediático, de medios como los que por ejemplo controla el Grupo Planeta, y sus políticas, sus reivindicaciones, sus acciones, mayoritariamente violentas,  no propias de una democracia, sean toleradas, aceptadas y apoyadas por grupos políticos de la derecha española.

Recientemente Hernández Mancha, uno de los peores dirigentes que ha tenido la derecha española, en concreto Alianza Popular, hablaba  en una tertulia de 13tv, la televisión de la Conferencia Episcopal, a favor del partido político  Podemos, y decía cosas como que las ideologías habían desaparecido, evidentemente es falso. Lo que si es cierto es que el dinero ayuda a favorecer el dialogo salvando todo tipo de barreras, incluso la ideológica. El dinero que por ejemplo están metiendo en España los nuevos ricos oligarcas rusos está favoreciendo el acercamiento entre sectores burgueses de la derecha española y  nuevos dirigentes comunistas, como por ejemplo los dirigentes de Podemos. Recordemos por ejemplo que Álvarez Cascos, vicepresidente del Gobierno de España cuando pertenecía al Partido Popular, se casó hace unos años con María de la Hoz Porto, perteneciente a una familia tradicionalmente comunista.

El asunto de Cataluña es una crisis más que está afectando a España, poniendo en riesgo la estabilidad, la paz social y la recuperación económica. Y me refiero a él como el asunto de Cataluña pues desde que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, anuncio la convocatoria de un referéndum independentista se ha generado tanta confusión que ya no se sabe cuál es el verdadero fin de la movilización política y social que desde entonces se ha generado. Un claro ejemplo de tal confusión, si realmente Cataluña quisiera la independencia la burguesía catalán nacionalista  no estaría expandiendo, como está haciendo, su poder económico por el resto de España. ¿Qué quieren entonces escenificar con la consulta de independencia? Habrá que esperar al 9N.

La politización y la falta de rigor de los medios periodísticos españoles es más que evidente. Con frecuencia les dan importancia a hechos políticos y sociales que no la tienen, sobredimensionándolos, a la vez que ignoran otros que si la tienen. La forma de tratar algunas noticias evidencia que los medios españoles están muy politizados careciendo de la más mínima objetividad. La forma como están tratando el fenómeno mediático de Podemos es un claro ejemplo, la relevancia de Podemos hoy por hoy en la vida política y social española es mínima, a pesar de ello sus dirigentes disfrutan de una elevada cobertura mediática. Es evidente que las cadenas privadas de televisión españolas tienen una financiación muy vinculada a los grupos de poder que financian el comunismo internacional. El llamado quinto poder, el periodismo, en concreto televisivo, por otra parte el de mayor audiencia, distorsionando la realidad política española y apoyando una ideología comunista desacreditada en toda Europa, en mi opinión, en vez de contribuir a mejorar la calidad de la democracia española está contribuyendo a dañarla.

En esta vida todo tiene una explicación, el apoyo mediático que recibe Podemos, el amor que hay entre  sectores de la derecha burguesa española y los dirigentes del nuevo comunismo, e incluso que en el Congreso de los Diputados haya botarates como el Sr. Joan Baldovi Roda. Y esa explicación no es otra que el fuerte apoyo económico que recibe el comunismo español del comunismo internacional, a través de sectores de la burguesía española, entre otros de ricos oligarcas rusos. El presidente de la Federación Rusa, V. Putin, acaba de decir “La Guerra Fría termino pero no se firmó la Paz”, no sé si lo ha dicho porque desea ahora firmar la paz o por el contrario  reactivar la antigua Guerra Fría. Lo que es evidente es que Rusia debe de volver a dormir y dejar de financiar el comunismo internacional, pues sino volverá a estar sometida otra vez a un completo aislamiento por parte de Occidente. Es evidente que el dinero anula las diferencias ideológicas, pues atacan juntos: ¿Defenderán también juntos?

No hay comentarios: