domingo, 25 de septiembre de 2016

CLARO ALINEAMIENTO DE LA COMPLUTENSE CON PODEMOS.

La creación de Podemos, y su rápido crecimiento electoral, ha sido resultado de una exitosa operación de markenting político, basado, principalmente en una gran mentira, el denominado Movimiento 15-M, y una fuerte intoxicación informativa, ocultándole desde el primer momento a la opinión publica información sobre quienes eran realmente sus líderes, sus vínculos internacionales, con el comunismo internacional,  así como su situación laboral, social y económica, todos ellos carentes de razones para estar indignados con lo que criticaban, el sistema político. Todo ello gracias a recibir un fuerte apoyo mediático, para más inri de sectores de la derecha española, afines al PP, como es todo el conglomerado del Grupo Planeta. Sectores de la derecha española, que gracias a su influencia clientelar sobre el electorado también apoyarían el crecimiento de Podemos con votos, algo que se deduce de forma clara del análisis de la evolución de los votos en las diferentes mesas electorales.

Los medios de comunicación no pudieron mantener durante mucho tiempo oculto, que el nuevo partido político, Podemos, era fruto de una operación política  realizada y apoyada desde la Universidad Complutense de Madrid. La gran mayoría de sus dirigentes tenía vínculos con esa universidad pública, de la que era en aquel momento rector, José Carrillo Menéndez, hijo del conocido líder comunista, Santiago Carrillo, ya fallecido. Que una universidad pública se dedique a actividades políticas claramente alineadas, apoyando de forma descarada un determinado partido político, en este caso, Podemos,  es insólito, no tiene precedente,  en las democracias occidentales. Posiblemente, lo que se conoce como  la clase trabajadora si tenía y tiene razones para estar indignada, desilusionada, enfadada, con la transición, pero no así los líderes del comunismo español, los cuales han logrado colocarse y colocar a sus hijos, dentro del sistema, como es el caso de José Carrillo, convirtiendo la Complutense de Madrid en una escuela de adoctrinamiento y preparación de líderes comunistas. Seguramente todo ello fruto de algún oculto pacto realizado durante la Transición. Transición, exitosa, pero de la que hoy vemos que no se beneficiaron por igual todos los sectores de la sociedad española. Podemos, instrumento del comunismo internacional en España, en concreto su secretario general, Pablo Iglesias, pidió la mitad. Pablo Iglesias pidió la mitad del Gobierno de España, pero no se la pudieron dar, no sumaba suficientes escaños con el PSOE, pero parece ser que ya le han dado la mitad, o incluso más,  de la Compútense.

Traigo en este momento a colación el asunto de la creación y lanzamiento de Podemos por la Universidad Complutense de Madrid, porque dicha universidad  ha creado un master titulado “Política mediática. Mapas y herramientas para una nueva culturade ciudadanía”, que se impartirá a partir de Octubre. Dicho master tiene algunos aspectos que me parecen llamativos y mención de denunciar ante la opinión pública. El director del master es  Ariel Jerez, profesor de Ciencia Política en la Complutense y miembro del Consejo Ciudadano (ejecutiva) de Podemos. El 80% de los docentes no son profesores de la Complutense, de ellos 69 son docentes vinculados a Podemos. Es evidente que dicho master ha sido creado y diseñado a la medida de Podemos, para que lo puedan impartir sus dirigentes,  difundir sus ideas, adoctrinar, y captar nuevos cuadros  para su partido.  Sin entrar en cosas como el contenido del master y su utilidad educativa, así como aspectos legales a la hora de elegir al profesorado, está claro que con  la creación de este master la Complutense se está alineando de forma clara con Podemos, es decir, con el comunismo internacional. Para entendernos, un ejemplo, con ello la Complutense se ha convertido en la FAES de Podemos, en un think thank de Podemos, en una fundación de apoyo a Podemos, pero a diferencia de la FAES, y otro tipo de entes similares financiado con dinero público.

Que una universidad pública de un apoyo explícito y claro a un partido político, como está siendo el caso de la Complutense con Podemos, es insólito en una democracia occidental, una acto vergonzoso e inaceptable, seguramente también ilegal. Alineamiento de una universidad pública con un partido de ideología comunista que evidencia, una vez más, que Podemos está recibiendo apoyo estatal. Lo cual nos debe de llevar a hacernos algunas  preguntas: Una,  ¿Es Podemos el partido del Estado? Dos, ¿Quién tiene el poder en el Estado español? ¿Acaso, es Podemos el partido de la aristocracia española, de los monárquicos? Sabemos que Podemos es un instrumento del comunismo internacional, que lo financio y apoyo, entre otros, a través de corruptos sectores de la derecha española. Pero, ¿Que más es Podemos? Utilizando el lenguaje de sus líderes, ¿Es Podemos también una herramienta de la aristocracia, de la Monarquía?, y si es así ¿Para qué? En un país como España, en el que ha habido terrorismo de Estado, por ejemplo, el 11-M, por ejemplo, el asunto de la T-4, y en el que se cometen flagrantes e impunes violaciones de los derechos humanos, lo que está ocurriendo con Podemos es un asunto tremendamente grave y preocupante, una clara amenaza a la democracia, no como sistema de elección, sino a lo que debe de representar, entre otras cosas: Estado de Derecho, transparencia, igualdad, justicia y defensa de los derechos humanos. 

viernes, 23 de septiembre de 2016

A PARTIR DEL 25-S, ESPAÑA TODAVÍA MAS INGOBERNABLE.

España lleva ya varios meses con un Gobierno en funciones, a pesar de haberse realizado ya dos convocatorias electorales, y parece que la actual situación va a seguir como mínimo hasta que haya unas terceras. Desde las elecciones generales del 20-D, al no obtener ningún partido mayoría absoluta, el sistema electoral español es incapaz de dotar a España de un nuevo Gobierno debido a la falta del suficiente consenso entre las fuerzas políticas con representación en el Congreso de los Diputados. Además, sean cual sean los resultados de las autonómicas vascas y gallegas, que tendrán lugar el próximo domingo 25 de Septiembre, las encuestas hacen prever que la situación política de España ira a peor. La situación política de España ira a peor porque según las encuestas el PSOE obtendrá tanto en  Euskadi como en  Galicia  el peor resultado comparativo de su historia. Si hasta hoy era difícil que surgiera un Gobierno fruto de un pacto constitucionalista, PP, PSOE y Ciudadanos, todavía será más difícil a partir del 26 de Septiembre con un PSOE más débil. Por otro lado, una mayor  debilidad del PSOE va a conducir  a que  algunos de sus líderes, que ven que su tiempo pasa, intenten buscar pactos con Podemos, lo cual sería muy negativo para España, pues allí donde gobierna  Podemos los resultados  de su gestión están siendo muy negativos. Parece ser que las elites dirigentes españolas, con tendencia, como los nazis, a  intentar resolver los problemas con procedimientos médicos, medicina punitiva, abusos médicos, etc.,  en esta ocasión no encuentran la vacuna adecuada para sacar a España de la actual situación de ingobernabilidad.

Aquellos sectores de la sociedad española que defendieron que el fraccionamiento del mapa político español sería algo positivo para la democracia, y que iba a contribuir a resolver los principales problemas de la sociedad española, es ya evidente, que se equivocaron. España ha entrado en una situación de muy difícil gobernabilidad democrática. Los denominados partidos políticos emergentes, Ciudadanos y Podemos, critican mucho pero no solucionan nada. La función de los partidos políticos no debe ser solo criticar la gestión del adversario, sobre todo si este gobierna, sino también contribuir a solucionar los problemas de los ciudadanos. Por ejemplo, favoreciendo el nombramiento democrático de un nuevo Gobierno. Por ejemplo, contribuyendo a la generación de actividad económica y la creación de empleo. Podemos, uno de los emergentes, gobierna en importantes Ayuntamientos  de España, pero si analizamos su gestión comprobamos que en dichos ayuntamientos no ha contribuido a crear ni un solo puesto de trabajo que no sea con dinero público, es decir, no atraen inversión ni favorecen con sus políticas  la creación de empleo, algo que acabara notándose con un importante incremento del paro en dichos ayuntamientos. Parece ser que el comunismo internacional, y sus aliados, están dispuestos a gastar dinero para apoyar a Podemos con apoyo mediático, propaganda, y comprando votos, principalmente a sectores de la derecha española, pero por el contrario no están dispuestos a invertir en España para crear actividad económica y empleo, apoyando  a algunas empresas españolas con un mínimo incremento de las importaciones y favoreciendo que puedan invertir en los países de su órbita.

EL próximo 26 de Septiembre la situación política de España será todavía peor que hoy, lo sabe el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y lo saben también el resto de líderes de dicho partido. Pedro Sánchez sabe que la caída del PSOE será histórica y ello debilitara su liderazgo al frente del partido y sobre todo cuestionara la política de alianzas de su partido. Podemos gobierna en numerosos ayuntamientos, Barcelona, Madrid, Zaragoza, La Coruña,  Valencia,  (Compromís no es otra cosa que un satélite de Podemos) gracias al apoyo del PSOE, y ello parece que no está contribuyendo a fortalecer ni social, ni política,  ni electoralmente a dicho partido, sino todo lo contrario, pues todo indica, lamentablemente,  que los socialistas están perdiendo influencia y poder en la sociedad española. Sánchez no quiere bajarse de la burra, y sabe que la única forma de mantenerse en su puesto, y seguir defendiendo los mismos posicionamientos que hasta hoy, es gracias a que se produzca un milagro. Ese milagro seria que Núñez Feijoo, candidato del PP, no obtuviera mayoría absoluta en las próximas elecciones, y Leiceaga, candidato del PSOE, lograra gobernar gracias a  una coalición con En Marea (Otro satélite de Podemos). Milagro más que difícil. Abel Caballero, Alcalde de Vigo y hombre fuerte del socialismo gallego, ha dicho públicamente que no da su apoyo ni a Leiceaga ni a la lista del PS de Galicia. Por tanto lo más probable es que En Marea sea la segunda fuerza más votada. Con ese resultado muy probablemente sería  su líder, Luis Villares, el que intentara formar Gobierno buscando el apoyo de otras fuerzas políticas. Está claro, que Galicia entrara en una situación de muy difícil gobernabilidad si el PP no logra mayoría absoluta,  pues si se produce el anunciado sorpaso, que el PSOE de su apoyo a En Marea, o sea, Podemos, supondría el comienzo de su muerte política a nivel nacional. Mientras todo esto ocurre, mientras llega el 25-S, Sánchez sigue con lo suyo, engañando a la sociedad española con un posible pacto PSOE, Podemos, Ciudadanos. Algo hasta hoy difícil, debido al rechazo del líder de Ciudadanos, Albert Ribera, a pactar con los comunistas de Podemos y que puede pasar a ser rechazado por el propio PSOE, si como es de prever, Portugal, donde los socialistas  gobiernan gracias a un pacto con los comunistas, Broco y PC, necesita en los próximos meses un nuevo rescate de la UE.

viernes, 16 de septiembre de 2016

LA EUROPA DE LAS FAMILIAS SE REÚNE EN BRATISLAVA.

La UE celebrara hoy una cumbre extraordinaria en Bratislava. Según la agenda pública, los jefes de estado y de gobierno de los Estados miembros se reunirán para hablar del Brexit. Reino Unido no ha sido invitado a la cumbre, lo que da a entender que la UE desea consensuar una posición común frente a Reino Unido con el fin de evitar más divisiones internas. Por suerte para España, con un Gobierno en funciones, la cumbre será informal, y por tanto el presidente en funciones, Mariano Rajoy, no tendrá que verse en el dilema de comprometerse o no con una concreta decisión sin contar con el respaldo del Congreso de los Diputados.

Aunque la cumbre no está teniendo mucho eco en los medios de comunicación, y a pesar de ser informal, será transcendental para el futuro de la UE. Como dijo en el discurso sobre el estado de la UE el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean Claude Juncker, “La UE sufre una crisis existencial”. Crisis existencial que tiene, entre otras, tres causas: Primera, la salida de la UE de uno sus  socios principales en población, riqueza, influencia y capacidades militares, Reino Unido. El Brexit no representa una amenaza para la UE, pero tampoco una oportunidad como dicen algunos líderes, lo que si representa es un claro factor de debilitamiento de la UE, con la salida de Reino Unido la EU será económica, política y militarmente más débil. Segunda, la incapacidad de la actual UE de adoptar posiciones comunes en temas importantes y realizar acciones conjuntas de relevancia. Tercera, el sueño europeo se ha desvanecido. Los ciudadanos europeos, mayoritariamente, ven en la UE una fuente de problemas y no de soluciones, ven en la UE un actor que debilita sus derechos en vez de defenderlos.

La UE vive una crisis existencial, encontrándose en una situación que podríamos calificar de patética. Recientemente la canciller alemana, Ángela Merkel, el presidente francés François Hollande, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi se reunieron en Ventolene, a bordo del portaviones Garibaldi, no se sabe para simbolizar que. El objetivo de los tres mandatarios de las principales potencias europeas era buscar nuevas políticas con las que dar un impulso a la actual UE. El problema surge a la hora de consensuar políticas. La canciller Merkel quiere liderar la política migratoria, una política de inmigración, por ejemplo, de puertas abiertas a la inmigración procedente de Siria,  que ya no es ni aceptada por la sociedad alemana. El primer ministro Renzi, a pesar de que la banca italiana se encuentra en quiebra técnica, necesitando urgentemente un rescate, quiere liderar la política económica de la UE.  El presidente Hollande, a pesar de que el Gobierno francés no ha sido capaz de hacer frente a la amenaza del terrorismo islamista y anularla, obligando a la sociedad francesa a vivir en una situación de constante amenaza terrorista, quiere liderar la política de seguridad y defensa. Francia y Alemania propondrán hoy en la cumbre impulsar una fuerza militar europea, o sea, volver a reactivar la fracasada idea de la Agencia Europea de Defensa. En mi humilde opinión, un grave error, por dos razones. Primera, porque la actual  UE carece de liderazgo para tener una defensa colectiva. Segundo, porque dicha intención, pues no será más que una intención, contribuirá a debilitar la OTAN y los vínculos transatlánticos. El éxito y supervivencia de la NATO se basó en dos razones. Primera, la amenaza soviética era percibida de forma clara desde Occidente. Segunda, Estados Unidos logro liderarla poniendo sobre la mesa mucho dinero y medios. En estos momentos no hay una amenaza clara percibida como tal de forma colectiva por los Estados miembros, y ningún Estado miembro está dispuesto a poner sobre la mesa el dinero y los medios necesarios para que se acepte su liderazgo al frente de un fuerza militar europea.


La decadencia en valores e ideas es siempre discutible, pero no así sus consecuencias, la decadencia política, económica y militar. El presidente Juncker reconoció en su último discurso sobre la UE su decadencia al referirse a  la situación de los jóvenes y al asunto de Siria. Numerosos  análisis económicos vaticinan que los jóvenes de hoy serán inevitablemente la primera generación en 70 años que sea más pobre que la generación de sus padres, entre otras cosas, porque  los jóvenes de hoy tendrán salarios más bajos que los de sus padres. A pesar de que el conflicto sirio tiene consecuencias inmediatas para la UE, como el terrorismo islamista reivindicado por el Estado Islámico, problemas de inseguridad, y la crisis humanitaria generada por los refugiados sirios dentro de territorio de la UE, como reconoció Juncker, la UE ha sido incapaz de adoptar un posición común frente al tema Sirio y de actuar de forma colectiva para darle una solución. La UE está en decadencia, ¿La causa? Numerosos errores cometidos desde el 92, firma del Tratado de la UE, debido a una equivocada visión del mundo. La UE está en decadencia poniendo en evidencia que “Sumar para mejorar es acertado, pero sumar para empeorar es un grave error”. La UE ha sumado durante años, de diferentes formas, no solo con sucesivas y rápidas ampliaciones, para empeorar. Desde el 92 la UE ha ido evolucionando dejando de ser la Europa de los Estados para transformarse en lo que podríamos denominar la Europa de las familias, familias políticas, familias de diferente naturaleza, con intereses comunitarios que nada o poco tienen que ver con el interés general de la UE y sus ciudadanos.

domingo, 4 de septiembre de 2016

EL GOBIERNO SIGUE EN FUNCIONES. ALTA IRRESPONSABILIDAD DE LAS ELITES DIRIGENTES.

Mariano Rajoy, candidato del PP a Presidente del Gobierno, en la actualidad en funciones, no ha logrado ser investido ni en primera ni en segunda votación, por mayoría simple. Ambas votaciones han dado un resultado de 170 síes frente a 180 noes. Noes pertenecientes a partidos de lo que se conoce como la izquierda española y nacionalistas. En mi opinión, el debate de investidura se puede resumir en una frase “Todos contra la banca, y la banca es el pueblo español”. Los líderes de los diferentes partidos políticos con representación en el Congreso de los Diputados están tensando la cuerda de la democracia dejando que sus intereses particulares y partidistas pesen más que el interés general.

Los líderes de los diferentes partidos con representación en el Congreso  saben,  así lo han reconocido  en sus discursos, que la actual situación política de España es mala, negativa. Es negativa porque entre otras cosas desacredita y debilita el sistema democrático, y daña de diferentes formas la economía y el mercado laboral. A pesar de ello no han logrado llegar al sufriente consenso para nombrar un nuevo Presidente. El propio candidato, Mariano Rajoy, en una de sus intervenciones, dijo “El no Gobierno tiene coste, tendrá una alta factura y la tendremos que pagar todos los españoles”. Mariano tiene razón, que España pueda llegar a estar un año, sino más, con un Gobierno en funciones tendrá consecuencias negativas para el conjunto de los ciudadanos, pero lo obvia el presidente Rajoy es que la facturas de un Estado sean estas del tipo que sea, se reparten entre los ciudadanos siempre en función a dos criterios: Uno, el nivel de responsabilidad política. Y dos, el incremento de patrimonio atribuible. Por ejemplo, no todos los ciudadanos españoles son igual de responsables frente a la deuda pública, unos los son más que otros, bien porque decidieron que esta se incrementara, bien porque de forma directa o indirecta se beneficiaron mas de dicho incremento.

El principal problema de España ya no es la corrupción política, sino la alta irresponsabilidad que están manifestando  las elites dirigentes, y por ende, su cara visible, la casta política, aquellos y aquellas que hoy constituyen el Congreso de los Diputados. Como lo demuestra que España lleve ya más de 8 meses con un Gobierno en funciones, y a pesar de ello, los partidos todavía digan que necesitan más tiempo. España vive una situación política, en mi opinión, sin intentar exagerar, alarmante. La tranquilidad que manifiestan las elites políticas solo se debe a una cosa, a la alta politización de la sociedad española, dándose la circunstancia de que en la España actual no se mueve nada sino recibe el visto bueno, la orden y el apoyo de algún partido político. Niall Ferguson, en su libro “La gran degeneración” dice que la actual decadencia de Occidente, decadencia que inteligentemente argumenta, se debe, entre otras cosas, a la decadencia de la sociedad civil. Comparto totalmente su opinión. Vivimos una época en la que la sociedad civil no existe, y una de la razones, en mi opinión la principal, es el enorme poder y tamaño que han adquirido en los últimos 25 años los partidos políticos, acaparándolo todo. Allí tondo hay un ente con poder allí están seguro los partidos políticos, allí donde surge algún tipo de organización social, cultural, deportiva, corporativista, etc., allí pronto habrá algún partido, o más de uno, intentando liderarla. La sociedad civil no existe en España. Falazmente, algunos medios de comunicación difundieron que el Movimiento 15-M era fruto de la indignación de la sociedad civil, luego se demostró  que había sido organizado por el comunismo internacional y apoyado de diferentes formas por sectores de la derecha española, para crear e impulsar en España un nuevo partido de ideología comunista, Podemos y sus satélites autonómicos.

El PP sigue gobernado España con un Gobierno en funciones, pero aun así logra seguir beneficiando a los suyos, con total descaro, sin temer al peso de la justicia ni al valor de la opinión pública. Un claro ejemplo lo tenemos con el nombramiento del ex ministro, Manuel Soria, como director ejecutivo del Banco Mundial, puesto retribuido con un salario de más de 200.000 dólares libres de impuestos. Mientras Mariano Rajoy se sometía a la segunda votación de investidura, el Gobierno en funciones, nombraba a Soria. Soria es indigno para ser Ministro del Gobierno de España, tuvo que presentar su dimisión por haber realizado actividades diferentes desde paraísos fiscales y haberlo negado ante la opinión pública, pero según el Gobierno si es digno para representar a España ante una de las organizaciones más importantes del mundo, el BM. Insólita y vergonzante decisión. Tal vez Soria quiere seguir la misma senda que su compañero de partido, Rodrigo Rato,  que pasó de  ex vicepresidente del Gobierno a director del FMI y ahora está acusado, entre otras cosas,  de blanqueo de capitales.

Pero, en mi opinión, lo más sorprendente y llamativo del intento de investidura de Mariano Rajoy, ha sido la forma de realizarse la votación, nominal. En la era de la tecnología, intentando España presentarse ante el mundo como un país que va a la cabeza en el desarrollo tecnológico, tanto en su fabricación como en su utilización, resulta que en la sede de la soberanía nacional, el Congreso de los Diputados, sus señorías no se fían de las nuevas tecnologías, exigiendo que la votación se realizara de forma nominal, a viva voz. El Gobierno de España lleva años legislando para que los ciudadanos tengan que realizar cada día más actividades y gestiones utilizando las nuevas tecnologías, pero a la vez, reconoce que estas no son seguras, una más de las absurdas contradicciones entre las que transcurre nuestra época.

miércoles, 31 de agosto de 2016

RECHAZO VISCERAL DE LA OPOSICIÓN A RAJOY Y SUS POLÍTICAS.

Como se vaticinaba Mariano Rajoy, candidato del PP y presidente en funciones del Gobierno de España,  no ha sido hoy investido Presidente, y no es probable que lo sea en la segunda votación que tendrá lugar el próximo 2 de Septiembre. Gracias al acuerdo firmado entre el PP y Ciudadanos, Mariano Rajoy no ha tenido que acudir a la investidura solo, pero su apoyo ha sido insuficiente y el número de noes ha superado en 10 al de síes. Albert Rivera ha intentado convertirse en la Celestina de la política española, pero sin éxito, hoy Pedro Sánchez en su discurso se ha vuelto a manifestar contrario a cualquier tipo de pacto con el PP. Desconozco cuales pueden ser las consecuencias de que España este durante mucho tiempo con un Gobierno en funciones, pero evidentemente,  buenas, positivas, no serán. La primera consecuencia es que el acuerdo al que llegaron Ciudadanos y el PP pasara a la historia como papel mojado. Además, como mínimo ello va a provocar que España pierda la posibilidad de jugar en importantes partidos en la esfera internacional, por ejemplo, en la Unión Europea, pues difícilmente van a  aceptar las decisiones de un jugador, Gobierno, que mañana puede dejar de serlo para dejar paso a otro de distinto color y posicionamientos.

El debate que hoy ha tenido lugar en el Congreso de los Diputados y  la posterior votación, los cuales han dado  una imagen de España de ingobernabilidad democrática, en mi opinión, conducen a hacernos algunas preguntas: ¿Qué se esconde detrás de la actual situación de España, detrás de la muy probable repetición sucesiva de tres elecciones generales? ¿Se debe a una cabezonería, a un acto de elevada irresponsabilidad política o hay algo oculto en juego? No lo sé, evidentemente se sabrá con el paso del tiempo, como se suele decir a toro pasado. Cuatro años pueden ser determinantes en la vida de una persona, pero son muy poco en la de un país o una organización política. Es por ello que la resistencia de los partidos políticos españoles a dejar Gobernar hace suponer que obedece a algo más que al hecho de tener que estar cuatro años, sino menos, en la oposición.

El segundo día del debate de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, se ha caracterizado por muchas críticas al actual Gobierno en funciones, pero no ha habido ninguna propuesta de solución   viable para sacar a España de la situación de ingobernabilidad. A los partidos de la oposición que han representado los 180 noes a la investidura de Rajoy solo les une una cosa, un rechazo visceral al  actual Gobierno del PP y sus políticas, pero son incapaces de unirse para apoyar un candidato a presidente. En el mejor de los casos Pedro Sánchez, líder del PSOE, 85 diputados, podría ser investido presidente pero difícilmente podría Gobernar. Ahora ya no le llega únicamente con el apoyo de Ciudadanos,  tendría que apoyarse en   un conglomerado ideológico, con diferentes líderes e intereses. Un conglomerado ideológico   en el que tendría que sumar el nacionalismo de derechas, PNV y PDC, a los comunistas de Podemos y sus satélites autonómicos, dando a la vez una solución a las reivindicaciones independentistas catalanes, PDC y ERC, algo más que complicado.

Raymond Aron, en el contexto francés, en 1952 decía “El Partido Comunista impide el funcionamiento de la IV República. Existe un Gobierno conservador en Francia en la medida en la que existe un Partido Comunista fuerte”. Lo que quería decir Aron es que el Partido Comunista Francés nunca podría llegar a gobernar Francia pero fraccionando la izquierda impedía que pudiera gobernar el Partido Socialista Francés. Parece ser que en España el comunismo ha resurgido con Podemos y sus satélites autonómicos para dificultar la gobernabilidad democrática de España. El comunismo internacional ha resurgido con fuerza, volviendo a ser un problema con su injerencia en las políticas nacionales de otros países, no solo por sus ideas sino por ser como antiguamente un elemento desestabilizador dentro de las democracias occidentales.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos,  en su discurso ha dicho hoy algo así como “A nosotros no se nos compra”. Y tiene razón Pablo Iglesias, es el comunismo internacional, por acotar, el bloque BRICS, y otros elementos afines, el que ha comprado a través de corruptos sectores de la derecha española, la entrada de Podemos en la política española. Y parece ser que las mochilas se las ha regalado su ídolo, el ex JEMAD, Julio Rodríguez, al que apasionadamente, y sin venir a cuento,  ha recordado hoy en el Congreso. A Podemos no se le compra, es Podemos el que ha comprado su entrada en el Congreso con dinero del comunismo internacional y sus aliados, por ejemplo, Irán,  recibiendo votos de sectores de la sociedad española sobre los que la derecha afín al PP tiene influencia de naturaleza clientelar. A Podemos no se le compra, eso si, los líderes de Podemos, y su organización, entorno, se están forrando, están haciendo rápidamente caja, gracias a que se estén repitiendo elecciones generales.

martes, 30 de agosto de 2016

RAJOY CUMPLE, ABURRE Y NO CONVENCE.

El discurso de investidura del candidato del PP a presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido el propio de un opositor al que antes del examen oral le dicen que las plazas ya están dadas. Ha sido un discurso aburrido, soñoliento, con poco contenido nuevo, evitando dirigirse al líder de la oposición, Pedro Sánchez, algo que era de esperar teniendo en cuenta que necesita el apoyo del PSOE, como mínimo 11 abstenciones. El discurso de Rajoy se puede resumir en una frase, ha dicho “España necesita un Gobierno y yo soy la solución”. Y para argumentarlo ha dado algunos datos positivos e indiscutibles  de la economía, crecimiento, reducción de déficit, bajada de lo que se conoce como la prima de riesgo, creación de empleo. Poniendo, además, de relieve la urgencia de constituir un nuevo Gobierno debido a los compromisos contraídos con la Unión Europea, alertando sobre el hecho de que la evolución de la economía española puede cambiar si España no tiene pronto un nuevo Gobierno o este no sigue con las políticas adoptadas durante la anterior legislatura. Rajoy ha cumplido con la obligación constitucional de acudir al debate de investidura, ha aburrido y no ha logrado convencer a nadie. Seguramente mañana el debate sea más vivo,  ameno e interesante al haber la posibilidad de réplicas.

Rajoy ha insistido una vez más en su discurso  en que su propuesta es un Gobierno de coalición, constitucionalista, en el que de alguna forma participaran PP, PSOE y Ciudadanos. Acuerdo que de forma inmediata convertiría a Podemos en principal fuerza de la oposición, algo en lo que parece que tienen mucho interés sectores de la derecha española, afines al PP, algo que supondría  ponerle una alfombra roja a Pablo Iglesias para que se produzca el denominado sorpaso al PSOE y facilitaría su posible llegada a La Moncloa.

En toda negociación, sea de la naturaleza que sea, laboral, política, incluso amorosa, uno puede utilizar, principalmente, tres tácticas: Amenazar, presionar, y ceder. España se encuentra hoy en una situación de clara ingobernabilidad debido a que ningún partido tiene capacidad para utilizando una o varias de estas tácticas lograr los suficientes votos para que su candidato sea investido Presidente del Gobierno. Hay partidos que ni siquiera se han sentado de forma pública, desconozco si de forma secreta, a negociar, es el caso del PSOE, partido que ha negado en todo momento ante los medios de comunicación mantener negociaciones con el PP, ¿La razón? La desconozco, creo que fue el presidente norteamericano, Fitzgeral Kennedy quien dijo algo así como “No tengas miedo a negociar, pero no negocies si tienes miedo”. El PSOE está hoy en una situación de debilidad, por lo menos aparente, sin precedentes. No tiene fuerza para amenazar ni presionar a la derecha, y ceder ante el PP lo debilitaría todavía más favoreciendo el crecimiento de Podemos.


A mi parecer, y sin intención de exagerar, creo que España se encuentra ya en una situación política dramática, pues unas terceras elecciones parecen ya inevitables. Y por tanto, las risitas con las que un día sí y otro también salen muchos de los representantes políticos españoles ante los medios de comunicación es insultante, un desprecio a la ciudadanía. Un comportamiento irresponsable, e insensible, teniendo en cuenta las repercusiones sociales que pueden provocar que España siga con un Gobierno en funciones. Un comportamiento que solo se explica y comprende teniendo en cuenta que pase lo que pase las organizaciones políticas tienen garantizado los suelos de sus dirigentes y subvenciones diversas. Muchos dirigentes políticos han dicho que si se logró la transición se puede lograr también ahora un acuerdo, el problema es que son contextos completamente distintos. En la época de la transición, 1975-78, estaba latente la amenaza de los militares, y por tanto el temor a que España no evolucionara hacia una democracia, además de existir numerosos objetivos comunes a los diferentes sectores  de poder de la sociedad española, integración en la Comunidad Económica Europea, integración en la OTAN, Ley de Amnistía del 77, apertura a la inversión extranjera, etc., etc., etc. Objetivos comunes que evidentemente no existen hoy.

domingo, 28 de agosto de 2016

RAJOY NO IRA SOLO A LA INVESTIDURA, ACUERDO CIUDADANOS-PP.

Mariano Rajoy, líder del PP, actual presidente en funciones del Gobierno español, no tendrá que continuar con su depende, sobre si ir o no a la investidura, ni acudirá a ella solo, contando únicamente con el apoyo de su partido. Gracias al acuerdo hoy cerrado entre Ciudadanos y el PP, el próximo 30 de Agosto Rajoy se presentara a la investidura contando con 170 votos seguros, los de PP, Ciudadanos y Coalición Canaria. Ciudadanos ha logrado que el PP acepte parte de las propuestas de su programa, algunas de ellas con importantes matices, muchas de ellas ya se sabe que  no podrán ser aprobadas en la actual legislatura pues necesitarían una reforma constitucional o simplemente el apoyo de PSOE o Podemos, todo ello a cambio de darle su apoya a Rajoy en la investidura. El acuerdo no representara ningún compromiso de Ciudadanos con respecto a la aprobación de los Presupuestos Generales del 2017, que de ser investido Rajoy como presidente deberían  de aprobarse en breve. El próximo lunes Rajoy se reunirá de nuevo con Sánchez para intentar que el PSOE cambie la postura mantenida desde las elecciones del 20 de Septiembre, es decir, el no a su investidura, algo que hoy por hoy parece más que difícil.

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, se ha presentado eufórico ante los medios de comunicación para explicar el acuerdo,  como si acabara de salvar a la patria con un enorme sacrificio, obviando algo evidente, que el acuerdo puede pasar a la historia como simple papel mojado si Rajoy no logra ser investido presidente. Rivera ha reiterado, como en ocasiones anteriores, que ha entendido el mensaje del electorado, que según él es el de  que Ciudadanos debe impulsar cambios y  negociar con la vieja izquierda, o sea, el PSOE y con la vieja derecha, el PP, para logarlos. Rivera dice oír el mensaje oculto de los ciudadanos, tendrá algún poder especial, no lo sé.  Lo que no se yo es si sus votantes, en concreto, los que provienen de claros feudos catalanes, andaluces, etc., en los que tradicionalmente ganaba el PSOE entenderán su mensaje. En mi opinión, Ciudadanos, partido de ideología liberal pero con un porcentaje importante de votos que provienen de la izquierda, con el acuerdo hoy cerrado con el PP  va a sufrir un importante desgaste en próximas elecciones. Por otra parte, Mariano Rajoy ha calificado el acuerdo de positivo para sacar a España de la situación de anormalidad democrática e incertidumbre política en la que se encuentra. Rajoy ha reconocido que tiene difícil lograr ganar la investidura, dejando la puerta abierta a presentarse a una segunda investidura, incluso antes del próximo 25 de Septiembre, día en el que tendrán lugar las elecciones autonómicas gallegas y vascas.

A mi parecer, lo más llamativo del acuerdo entre Ciudadanos y el PP es que  ha sido firmado por los portavoces de los partidos, Girauta y Hernando, y no como ocurrido en el pasado febrero con el acurdo Ciudadanos- PSOE, por sus actuales líderes ,respectivamente,  Rivera y Rajoy, algo que suele ser costumbre cuando dos partidos llegan a un acuerdo. ¿Por qué? En mi opinión puede haber dos causas. Primera, Rajoy teme que tan pronto como Rivera este seguro que la investidura fracasara le dedique, como ha hecho en el pasado, un discurso duro, pidiendo su dimisión, lo que le dejaría en ridículo ante la cámara y sus votantes de haber firmado el acuerdo. Segunda, el PP está ya planificando un futuro sin Rajoy, una segunda investidura si fracasa la primera o unas terceras elecciones, con un nuevo candidato. Lógicamente, también puede haber una tercera, más peligrosa y negativa para España,  la dada por Rajoy, “Los toros de Guisando”.

Que en una democracia se tenga que repetir elecciones porque los partidos no logran llegar a un acuerdo democrático para gobernar, no suele ser habitual. Por tanto, deberíamos de preguntarnos ¿Quién se está beneficiando de  la actual situación de España? En mi opinión, la actual situación de España beneficia de forma clara a los denominados partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, pues ello les está permitiendo madurar con mucha más rapidez, consolidando sus estructuras nacionales, hasta hace poco débiles o inexistentes. Gracias a la actual situación de España los partidos políticos emergentes han realizado en pocos meses la actividad propagandística propia de dos legislaturas, 8 años, lo que les ha permitido no solo darse a conocer al electorado, sino también hacer caja, realizando la actividad económica propia de dos convocatorias electorales.