martes, 6 de diciembre de 2016

38 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN. ¿HAY O NO HAY EQUIPO?

Hoy, con ocasión de la celebración del día de la Constitución, la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, ha pronunciado un bello discurso, diciendo lo que en estos casos se suele decir, diciendo lo que se esperaba que dijera, discurso que da a entender que seguramente es aficionada a leer discursos que otros políticos han hecho a lo largo de la historia en actos de similares características. Un discurso bello, pero a la vez hipócrita, que no refleja su pensamiento, y que oculta la realidad de España.

Todos sabemos lo que supuso la aprobación de la Constitución de 1978. Todos conocemos  la evolución que ha tendido España en lo que llevamos de democracia. Todos sabemos que nunca antes a los ciudadanos españoles se les  habían reconocido en la Constitución tal volumen de derechos y libertades. La Constitución de 1978 es aceptable, excepto por el Titulo II, similar a las que tienen grandes democracias occidentales. El problema no es el contenido de la Constitución, sino que las elites dirigentes españolas, cuya cara visible es la casta política, entre ellos, esos que hoy celebraban en el Congreso el día de la Constitución, no respectan su contenido. El problema es que durante lo que llevamos de democracia el contenido de la constitución no se ha respectado, siendo España un país en el que se han producido y se producen sistemáticas e impunes violaciones de los derechos humanos. Siendo España un país en el que el denominado Estado de Derecho esta anulado, siendo el Poder Judicial un instrumento represor al servicio de sectores de las elites dirigentes para defender sus derechos e intereses, lo cual favorece que en España se produzcan detenciones y encarcelamientos ilegales con fines represivos. El problema es que en España ha habido importantes casos de terrorismo de Estado, como forma de hacer demostraciones de poder sectores de las elites dirigentes. El problema es que en España si no tienes equipo, si no perteneces a uno de los grupos que integran la casta política, te privan de derechos. ¿Hay o no hay equipo?

Debo de reconocer que comparto con la presidenta, Ana Pastor, que la altura de miras y la prudencia son cualidades positivas no solo de los dirigentes políticos, sino de cualquier ciudadano. Ana Pastor ha llamado a la prudencia frente al urgente deseo que tienen algunas fuerzas políticas por reformar la Constitución. Y tiene razón, ella sabe, como sabe la opinión pública, como sabe el conjunto de los ciudadanos españoles, que cuando se habla de reforma constitucional de lo que realmente muchos están hablando es de debatir sobre la forma de Estado, monarquía o república, y llevar el asunto a las urnas. Algo que conociendo la historia de España, puede dar lugar a una situación no deseada, principalmente, para aquellos que hoy están cómodamente perteneciendo a la casta política,  contando con la aprobación, respaldo y respecto  de la Monarquía, como es el caso de Ana Pastor.  

Debo  de reconocer, también,  que no es Ana Pastor la única dirigente hipócrita de la política española, hay muchos más. Muchos dirigentes políticos critican el comportamiento de Podemos, critican su forma de gobernar en grandes ayuntamientos de España, Madrid, Barcelona, Zaragoza, La Coruña, Santiago, Ferrol, Cádiz, etc. Pero a la vez tales  hipócritas saben lo mismo que sabe una gran mayoría de la opinión pública, no solo española. Saben que Podemos, partido de ideología comunista, ha entrado en la vida política española apoyado por corruptos sectores de la derecha española afines al PP, seguramente entre ellos este Ana Pastor y su familia política. Y saben, por recordar también al otro lado, que Podemos gobierna en dichos ayuntamientos gracias al apoyo de un decadente y dividido PSOE. Pero claro, para hipocresía la del ex JEMAD, Julio Rodríguez, que ayer mandaba las Fuerzas Armadas Españolas, siendo su más alto mando ante la NATO, y hoy ha acudido al acto siendo dirigente de un partido que pertenece a la órbita del comunismo internacional, anti NATO, y que ha estado financiado por países tan representativos de la esfera internacional como es Irán. ¿Qué pensara la NATO de todo esto, de este claro caso de traición? Tal vez, que hay que cerrar. Hipocresía, hipocresía es lo que hoy se respiraba en el Congreso de los diputados con ocasión del 38 aniversarios de la Constitución. 

lunes, 5 de diciembre de 2016

SÚBITO NO, RENZI DIMITE.

El pueblo italiano ha dicho no a la necesidad de realizar la   reforma constitucional que proponía su actual primer ministro, Matteo Renzi. La reforma, que según fuentes periodísticas italianas, no estaba clara, pretendía acabar, entre otras cosas,  con el denominado bicameralismo perfecto. Acabar con un sistema parlamentario compuesto por dos cámaras con idénticas funciones, en concreto, Renzi quería quitarle funciones, o sea, poder, al Senado, según él porque consideraba que dificulta la gobernabilidad de Italia, según otros, para dotarse de mayor poder, para dar mayor poder al Primer Ministro. No conozco en profundidad la política italiana, pero desde hace décadas es conocido que su principal problema es el elevado fraccionamiento del mapa político, fraccionamiento que no obedece, en muchos casos, a razones ideológicas sino a intereses de grupos sociales, de familias políticas. Situación de elevado y negativo fraccionamiento del mapa político en la que en estos momentos también ha caído España, dificultando ello,  como de sobra es conocido, la gobernabilidad. Por ejemplo, muy probablemente, el Gobierno de Rajoy no pueda aprobar los Presupuestos Generales del Estado para el 2017, llevando a España a una nueva crisis.

La democracia italiana se caracteriza, principalmente, por tres cosas: Elevada corrupción política, alta inestabilidad, y claros déficits democráticos, como el de que sus primeros ministros  sean nombrados sin previamente someterse a unas elecciones, tres en los últimos  años, y van camino del cuarto. Ocurrió con Mario Monti, un tecnócrata que fue nombrado para sustituir al primer ministro Silvio Berlusconi, quien fue apartado de la política por la justicia italiana. Aquellos que lo nombraron decían que Monti era la persona idónea para dar solución a los problemas de la economía italiana, sus logros fueron mínimos. Quedando reducidos a la aprobación de la ley de Estabilidad Presupuestaria, la reforma de las pensiones, y poco más. Luego vino Enrico Letta, que debido al elevado fraccionamiento del Parlamento surgió de un pacto político. A menos de un año de ser nombrado, a este lo echo, tras una lucha interna en el Partido Democrático, su compañero de partido Matteo Renzi. El ascenso de Renzi en la política italiana fue ilógico e irracional, dando a entender  que era fruto de un oscuro pacto político. Renzi fue presentado ante la opinión pública como un dirigente joven y ambicioso, que llegaba para solucionar la situación de la economía italiana, muy endeudada, y dar estabilidad política al país. No logro ninguna de las dos cosas. En los últimos tres años la economía de Italia ha mejorado muy poco, en el 2015 su PIB creció un 0,3%, la banca italiana sigue en quiebra técnica, sobreviviendo únicamente gracias  a la política favorable de barra libre de crédito del Banco Central Europeo. Y lo peor, si Renzi llegaba para dar estabilidad al país, se va dejándolo en una situación de mayor inestabilidad que cuando llego.

Renzi pertenece a una generación de políticos que ha surgido en nuestra época en Occidente, que se caracterizan por  ser jóvenes y ambiciosos,  tener dotes de comunicación, pero pocas ideas viables y positivas. Unos lideres jóvenes y ambiciosos, que se declaran contrarios a todo lo que han hecho generaciones anteriores de políticos, curiosamente se declaran contrarios a aquellos políticos  a los que les deben lo que son, a los que les han apoyado para llegar al poder. Una nueva generación  de políticos que tiene una principal característica en común, creer que tienen más poder que el que realmente tienen. Dicen hablar en nombre de la gente, de la ciudadanía, de la sociedad,  pero su  gente, los ciudadanos que les dan su apoyo, no son suficientes para lograr las impopulares reformas que desean emprender. Le ocurrió al presidente Obama en Estados Unidos, viendo muchas de sus reformas paradas por el Senado, la Cámara de Representantes, o el mismo Tribunal Supremo. Otras, las anulara el próximo presidente republicano, Donald Trump. Y le ha ocurrido ahora en Italia a Renzi. En España les ocurre a muchos dirigentes políticos. Podemos y Ciudadanos, se creen que tienen más poder que el que realmente dan a conocer los resultados electorales, quieren imponer reformas para las que no tienen suficiente poder. Y le ocurrió también a Pedro Sánchez, creyendo que podía imponer sus criterios e intereses en el seno de su partido, el PSOE. Poder de una nueva generación de políticos, jóvenes y ambiciosos, que en el caso de España,  queda reducido únicamente a bloquear, impedir la gobernabilidad.  


Tal como está diseñada al UE, la situación política nacional de los diferentes Estados miembros afecta a su funcionamiento de forma importante. La política nacional italiana nos está afectando de forma negativa.  El ilógico ascenso en la política italiana de Renzi afecto a la UE de forma negativa. Debido a ello, la UE tiene ahora a Federica Mogherini como Alta Representante de la Política Europea, una dirigente sin peso político ni a nivel italiano ni a nivel europeo, cuyo principal mérito político era que nueve meses antes había sido nombrada por Renzi ministra de Asuntos Exteriores, y cuya mediocridad e incompetencia ha demostrado en numerosas ocasiones  desde que ha sido nombrada, contribuyendo a la irrelevancia exterior de la UE. Y su marcha, la dimisión de Renzi, volverá a afectar a la UE también de forma negativa, entre otras cosas,  al dejar Italia en una situación de elevada inestabilidad política y con una banca sin sanear, disimulada, pero  en quiebra técnica.

sábado, 26 de noviembre de 2016

MUERE FIDEL CASTRO. EL SIGLO XX SIGUE APAGÁNDOSE.

El actual presidente de Cuba, Raúl Castro, ha anunciado hoy el fallecimiento del líder revolucionario,  y ex presidente, Fidel Castro, a los 90 años de edad. Castro ha sido una figura política de dimensión internacional,  una importante pieza del comunismo internacional en el tablero de las relaciones internacionales, sobre el cual, en el pasado siglo, se desarrolló la Guerra Fría,  en la cual el Régimen de Fidel Castro  tuvo un protagonismo activo, no siempre claro y casi siempre interesado. La figura de Castro ha sido controvertida, oscura y negativa. Castro no supo ver los cambios que se habían producido en el mundo como consecuencia de la caída del Muro de Berlín (1989), y siguió obsesionado con la defensa de una ideología, la comunista,  y unas políticas cuyo fracaso en el Este de Europa era indiscutible.  A lo contrario de lo que ocurre con otros líderes políticos, el ex presidente, Fidel  Castro, ha fallecido ya siendo juzgado por la historia. Su legado es de sobra conocido, y ha sido profundamente analizado, y se resume de forma clara y concisa con una única palabra: “Fracaso”. El fracaso de la revolución cubana es indiscutible y se conoce desde hace décadas.  La revolución cubana ha fracasado y Castro deja una Cuba no democrática, en la que no se respeta el pluralismo político, en la que se comentes graves y sistemáticas violaciones de los derechos humanos. Estancada en el pasado en importantes aspectos,  sumida en la pobreza y en la desigualdad. Deja una cuba  con unos ciudadanos que llevan décadas privados de importantes derechos y libertades, muchos de ellos  sin perspectivas de futuro a corto plazo, o con la única, de emigrar. Evidentemente, con la muerte de Fidel Castro se apaga una parte más,  política, ideológica,  del siglo XX que todavía permanecía encendida.

Todo líder político  debe ser analizado desde una doble perspectiva, la personal y la política. Desde la perspectiva personal, uno no puede dejar de sentir admiración hacia un personaje como Fidel Castro. En una situación de enorme descontento social, lidero una revolución contra el régimen dictatorial y corrupto de Fulgencio Batista, derrotándolo y haciéndose con el poder. Estableciendo en Cuba una dictadura de ideología comunista, convirtiendo Cuba en un cortijo personal. Convirtiendo Cuba en un país gobernado únicamente en benéfico de los intereses de aquellos que habían liderado la revolución, Castro y los suyos. Logrando mantenerse en el poder hasta hoy, poder que ha heredado su hermano Raúl Castro. El éxito personal de Castro es indiscutible.

Desde una perspectiva política Castro ha sido, tanto a nivel nacional como internacional, un líder controvertido, oscuro, negativo. EL contexto social y político   que se daba en la Cuba de Batista era un terreno favorable para que se produjera una revolución, pero no está claro quien  la impulsa realmente y por qué la lidera precisamente Fidel Castro. No está claro si como otras revoluciones tiene su origen en el éxito de la Revolución rusa de 1917, o si por el contrario tuvo otros, o además, instigadores. Lo que sí está claro es que Castro contó con apoyos económicos y militares de muchas y diferentes naturalezas, incluso de grupos de poder occidentales. Grupos, que entre otras cosas, favorecieron su salida de la cárcel. En plena Guerra Fría el Régimen de Castro perteneció a la órbita de la URSS, pero Castro también mantuvo relacines con importantes grupos económicos occidentales. Castro ha mantenido siempre buenas relaciones con grupos económicos occidentales no comunistas, por ejemplo, permitiendo que  grandes cadenas de hoteles occidentales se encargaran de la explotación turística de la isla a cambio de darle al Régimen un importante porcentaje, lo cual ha permitido que la cúpula del Régimen de Castro se hay a enriquecido de forma importante. Es indiscutible que la Dictadura de Castro contó desde su comienzo con   apoyo occidental no comunista, apoyo que ha durado hasta nuestros días. Apoyo que produjo el fracaso de la denominada Invasión de la Bahía de Cochinos, al favorecer que se produjeran fugas de información desde dentro de la Administración Kennedy, e impidió  que Estados Unidos invadiera Cuba aunque lo hubiera podido hacer a un bajo coste, tanto económico como humano. Castro lidero y apoyo procesos revolucionarios en diferentes partes del mundo, eso sí mientras su pueblo sufría importantes carencias. Procesos revolucionarios con los que buscaba siempre poner a su frente a alguien que le fuera leal y defendiera sus intereses. Revoluciones, que excepto en el peculiar  caso de Sudáfrica han fracasado, o han producido un resultado negativo para los pueblos que las han sufrido.

Castro ha sido un dirigente que no supo valorar acertadamente la dimensión y consecuencias de las decisiones que adoptaba. Tres ejemplos: Uno, expropiación de empresas americanas, lo cual provoco  el conocido Bloqueo norteamericano. Dos, autorizar el despliegue de misiles rusos en territorio cubano, lo que daría lugar a la denomina Crisis de los Misiles, la cual pudo provocar un tercera guerra mundial, teniendo que rectificar, y que contribuyó a que Estados Unidos intensificara todavía más el embargo a la isla, por razones ideológicas, embargo que todavía se mantiene al día de hoy. Y no supo tampoco valorar los efectos negativos de su política económica. Efectos que logro disimular mientras  la URSS subvenciono  su dictadura, pero que se dejaría notar de forma importante a partir de la disolución de la URSS y al surgir una Rusia partidaria de una política exterior menos intervencionista, cortando, por ejemplo, muchas de las subvenciones a Cuba.

En nuestra época se está produciendo un claro, falso e interesado revisionismo de la historia en Occidente, en concreto, sobre lo que significó el comunismo en el pasado siglo y sigue significando en muchos sitios en la actualidad,  provocado, principalmente, por la influencia que las nuevas y millonarias  elites comunistas ejercen sobre conocidos sectores políticos occidentales. En Cuba nada ha cambiado en los últimos 50 años, sigue habiendo una férrea dictadura comunista, que priva de derechos y libertades a sus ciudadanos y en la cual se cometen violaciones de los derechos humanos, a pesar de ello, el presidente Obama ha intentado suavizar el embargo, abriendo de nuevo la embajada estadounidense en Cuba. Nada ha cambiado en Cuba, pero a pesar de ello, la decadente y desunida UE ha decidió firmar con su Gobierno un acuerdo de diálogo político y cooperación. El comunismo ha sido uno de los principales males del pasado siglo, una de las principales amenazas ideológicas y reales, físicas, militares,  como de sobra es conocido por lo ocurrido en  Europa del este. El comunismo buscaba expansionarse a través del intervencionismo militar y procesos revolucionarios violentos.  Los procesos revolucionarios comunistas tuvieron siempre la característica de que no luchaban contra un régimen, contra la represión, etc.,  sino para, únicamente para hacerse con el poder, lo cual les ha restado a lo largo de la historia la posibilidad de encontrar apoyos y hacer alianzas, dicho de forma coloquial, de sumar. Evidentemente, Castro ha contribuido a que dicha amenaza ideológica y todavía en algunas partes también fisica, militar, perdurara hasta nuestros días.

jueves, 24 de noviembre de 2016

FALLECE RITA BARBERA. NO TODO VALE.

Rita Barbera, ex alcaldesa de Valencia, y actual senadora por la Comunidad Valenciana, falleció ayer en Madrid a los 68 años de edad. Según el informe médico, a causa de un infarto. Más allá de lo que han difundido los medios de comunicación, no sé quién era Rita Barbera. Los medios la han dado a conocer, en lo personal, como una mujer extrovertida, simpática,  amante de la fiesta, campechana, y buena oradora. En lo político, una importante líder del PP. Partido al que contribuyó a crear, liderando el PP de Valencia durante décadas. Una líder que supo ganarse con sus discursos y políticas el apoyo de un importante sector de la sociedad de la ciudad de Valencia, ganando gracias a ello, en sucesivas ocasiones, las elecciones a la Alcaldía por mayoría absoluta. Ni en lo personal ni en lo político pertenezco al entorno cercano de Rita Barbera, no sé si cometió u ordeno malos actos, desconozco por tanto si  es responsable de cosas por las que tenga cuentas, lo único claro, es que ahora ya solo tendrá que rendir cuentas ante Dios. Descanse en paz.

Lamentablemente, somos seres perecederos, envejecemos, y ello hace que la muerte sea el único destino con el que realmente nacemos. La muerte es una carta que siempre acaba llegando. Porque alguien nos la envía. Porque decidimos adelantar su llegada. O porque la enfermedad se convierte en su cartero, acelerando su llegada. O simplemente, porque el paso del tiempo lo hace ya inevitable. La muerte es inevitable, pero no por ello, lo único que todo hombre debe intentar retrasar lo máximo posible. La muerte es inevitable, pero como evidencia lo ocurrido a la ex alcaldesa Rita Barbera, no debemos buscar ponerle fecha a la muerte, por un lado, porque representaría desafiar a Dios quitar sin justa justificación aquello que él ha otorgado, por otro, porque nadie, nadie, está libre de poder tener un infarto, es decir de que la muerte llame a su puerta antes de tiempo.

La lamentable muerte de Rita Barbera, teniendo unos últimos meses muy convulsos, debido a que había sido imputada en la operación Taula,  por un supuesto delito de blanqueo de capitales, ha abierto en la sociedad  un intenso  debate sobre el comportamiento de dos elementos fundamentales de la democracia española: El Poder Judicial y los medios de comunicación.  

El funcionamiento del Poder Judicial no es correcto, no es el que debería de ser en una democracia. Carece de imparcialidad e independencia. Ejerciendo sobre él un fuerte control y una fuerte influencia sectores de las elites dirigentes que lo utilizan como instrumento represor de la sociedad española y para defender sus  intereses particulares. Además, la actuación del Poder Judicial es poco discreta y demasiado lenta. La justicia debe investigar en función de indicios, pero solo actuar cuando tenga claras pruebas de que se ha cometido un delito, delito que debe ser juzgado en tiempo oportuno, sin buscar retrasar emitir condena para evitar que sus ejecutores asuman responsabilices, afronten la condena que se merecen, y sobre todo evitando que su lentitud provoque juicios paralelos, sociales, mediáticos, interesados, con condenas no de prisión pero si difíciles de resarcir si luego el condenado socialmente resulta ser inocente.  

Los medios de comunicación españoles sufren, a mi parecer, dos claras enfermedades. Primera, padecen un claro alineamiento político, lo que les lleva a tratar importantes temas de la sociedad española siempre desde una perspectiva política e interesada, con total falta de objetividad, fijando la atención en aspectos que les interesa para sus objetivos propagandísticos, a la vez que  se ignoran, ocultan,  otros también relevantes, o incluso más relevantes. Segunda, los medios de comunicación españoles han sido infectados por el muy peculiar estilo de lo que se conoce como la prensa del corazón. A un sector de las elites de la sociedad española, a eso que se conoce como la gente del mundo del corazón, les gusta que los medios se acerquen a ellos, les esperen, entren en su intimidad, intimidad que muchas veces venden, incluso que les acosen, lo toleran con tal de estar en los medios, con tal de ser portada de una determinada revista o salir en televisión. Pero el traslado de ese estilo a la prensa seria, a la prensa política, entrando en los espacios de los políticos, en los espacios de aquellos que tienen el poder en la sociedad española, en el espacio de su intimidad, en su espacio físico, incordiando, cuando no acosando, es algo que en mi opinión hace mucho daño a la democracia española. Que alguien diga acercaros, que los personajes del mundo de la prensa del corazón les digan a los medios acercaros, porque les interesa, porque sacan beneficio de ello, de cosas como renunciar a su intimidad,  no quiere decir que esa deba ser una constante en el comportamiento de los medios. Los medios de comunicación no deberían ignorar, ni olvidar, que acercarse a quien no corresponde, más temprano o más tarde, siempre trae consecuencias. Los políticos no solo tienen el poder en la sociedad, sino que también  son la elite que lidera la sociedad española, son los que determinan como es y cómo será nuestra sociedad, en mi opinión, merecen un respecto, un distanciamiento, por parte de los medios de comunicación, privarles de ello creo que será muy dañino para la democracia española.  

Podemos es un partido que logra crear polémica con casi todo lo que ocurre en la vida política Española. Ayer, lo hizo otra vez, durante el silencio a Rita de Barbera en el Congreso de los Diputados, el siete que constituyen sus asientos se encontraba totalmente vacío. Los diputados de Podemos decidieron no participar en el minuto de silencio que las fuerzas políticas habían decidido dedicar a Rita Barbera. Un comportamiento poco correcto, indigno de unos representantes políticos de una democracia. No creo que  a estas alturas a Rita Barbera le pueda importar un silencio más o menos, pero en  mi opinión, más indigno y vergonzoso ha sido el silencio con el que durante meses buscaron  su expulsión de la política miembros del partido al que ella había contribuido a crear, el PP. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido (San Mateo 7,2).

jueves, 17 de noviembre de 2016

APERTURA XII LEGISLATURA: ESPAÑA MAS CERCA DE SER UNA REPÚBLICA.

La XI Legislatura, ha sido distinta a las anteriores. Como todos sabemos, por primera vez en la democracia española y   debido a un antojo de sectores de las elites dirigentes españolas, La XI Legislatura ha sido nula, fallida. La XI Legislatura le  ha costado mucho al conjunto de los españoles, pero no ha dado ningún fruto. Hoy con motivo del acto de apertura de la XII Legislatura, la cual si ha logrado, no sabemos todavía si para bien o para mal, dotar  a España  de un nuevo Gobierno,  en el Congreso de los Diputados, tanto  su presidenta, Ana Pastor, como el rey Felipe VI, han pronunciado bellos discursos, aunque repetitivos, alabando el pasado de España pero ignorando el presente. El discurso del Rey ha sido un discurso vacío, recordando los éxitos de la Transición, resaltando los logros alcanzados en lo que llevamos de democracia, intentando buscar en ello una justificación para su presencia en la Cámara en la que reside la soberanía popular. Buscando justificar su presencia como Jefe del Estado en una institución democrática a pesar de que no ha sido elegido para dicho cargo en ningún proceso democrático, a pesar de que él carece de legitimidad democrática, pues la Monarquía fue restaurada antes de que España fuera una democracia.

Ambos, la Presidenta y el Rey,  en mi opinión, han dado la sensación con sus palabras de que hablaban de un país distinto a España, de que viven en otro país, como se suele decir en el que todos son felices y comen perdices. Ambos, han hablado de una realidad que solo existe en sus imaginarios personales. Ana Pastor ha insistido, como siempre,  en que la Jefatura del Estado es un cargo simbólico, algo que el pueblo español sabe que es falso, pues como dice el otro, para ser simbólico mandar manda mucho.  Por otro lado, el rey Felipe VI, además, ha dado la impresión de que vive en otro mundo, de que tiene una visión del mundo equivocada, al decir que vivimos ya en un mundo sin fronteras. Yo no sé si el Rey o el Gobierno de Mariano Rajoy han ordenado abrir las fronteras de España y permitir que entre todo aquel que lo desee, independientemente de cual sea su nacionalidad,  cultura e intenciones. Pero la realidad, la realidad global, es que hay una fuerte tendencia a fortalecer las fronteras nacionales, como lo constata, por ejemplo, medidas recientes que se han adoptado en la UE. Una UE que ha decidido implantar  un visado para los ciudadanos que provengan de Estados no miembros. El Rey tiene una visión totalmente equivocada tanto de España como del mundo, así como de las consecuencias de lo que él denomina un mundo sin fronteras.


El problema no es la transición, que no sabemos cómo podría haber sido pero que ha sido aceptable, dotando a España de una Constitución en la que se les reconocen a los ciudadanos españoles derechos y libertades, que antes no se les habían reconocido. El problema es la España actual. Una España en la que se cometen violaciones de los derechos humanos con total impunidad. Una España en la que se ejerce represión  judicial y policial. Una España en la que se busca generar inestabilidad política e incrementar la conflictividad social con montajes policiales como el de Alsasua, para así poder justificar ante la opinión publica un incremento de   la represión judicial y policial. El problema no son los que lideraron la Transición, los cuales buscaban  eso que una y otra vez tanto  se repite en los discursos políticos, la concordia. El problema son los que hoy tienen el poder, los cuales no se conforman con gobernar sino que también desean someter a los ciudadanos de grupos ideológicamente no afines, o con intereses enfrentados. El problema son esos que hoy tienen el poder y anulan el Estado de Derecho, privando a muchos ciudadanos de derechos y libertades, y ejerciendo contra ellos todo tipo de abusos, incluso médicos, lo que en la Europa comunista, en la URSS, se denominaba medicina punitiva. El problema es que el pueblo español está esperando que se emita la sentencia sobre el Caso Nóos, caso de corrupción política en la que por acción y omisión está implicada la Casa Real. Hay que reconocer, que el rey Felipe VI con su discurso ha dejado hoy algo claro: Cada día que pasa, España está más cerca de ser una República.

martes, 15 de noviembre de 2016

AGRESIÓN EN ALSASUA. “MÁS CLARIDAD Y MENOS MONTAJES POLICIALES”.

El pasado 16 de Octubre se difundió la noticia de que dos mandos de la Guardia Civil, concretamente un teniente y un sargento, habían sido agredidos en Alsasua (Navarra) por un colectivo de unas 50 personas. La lesión más grave la sufrió el teniente, que según el informe médico difundido, tuvo que ser operado de la ruptura de un tobillo. Desde entonces, las investigaciones policiales no  han contribuido a aclarar lo ocurrido, sino que el asunto se ha complicado, por dos razones. Primera, por dichos hechos ayer la juez titular del Juzgado de Instrucción número 3  de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ha ordenado la  detención e ingreso en prisión de  seis personas. Les imputa un delito de lesiones terroristas, consistente en provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella. Siendo importante resaltar que el asunto ha llegado a la Audiencia Nacional debido a una denuncia por posible terrorismo  presentada por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Convite), lo cual provoco que dicho órgano judicial abriera diligencias y ordenara investigar los hechos. Segunda, debido a la cobertura mediática propagandística que se la ha dado a lo ocurrido, saliendo en televisión haciendo declaraciones novias, madres, etc., de los agentes supuestamente agredidos, y digo supuestamente porque yo no estaba allí, y los hechos no han sido aclarados lo suficiente.

Ante hechos de este tipo lo primero que siempre hay que decir son dos cosas. Primera, todo tipo de violencia debe ser rechazada y condenada, y sobre todo aquella que se ejerce gratuitamente sin buscar ningún tipo de objetivo social o político. Segunda, el trabajo de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es un pilar fundamental de toda democracia. La función de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, insisto en ello,  es fundamental en toda democracia, y por ello, que el Estado no haya esclarecido como sería de esperar lo ocurrido en Alsasua, contribuye a desacreditar la democracia, a desacreditar el funcionamiento de sus instituciones, contribuye a desacreditar, lo se ha puesto de moda denominar, el Régimen del 78. Yo no sé cómo funciona la Guardia Civil, pero cuando dos agentes de algún tipo de policía llegan a un nuevo destino conflictivo, lo primero y lógico, es que les informen de que zonas son peligrosas, y en que sitios deben o no entrar sin estar de servicio, y sobre todo yendo acompañados por sus parejas, por personas que nada tienen que ver con la Guardia Civil. Pues, como es evidente, entrar en determinados sitios, sin ser conocido, sin identificarse, puede dar lugar a que se genere la sospecha de que están realizando funciones de información, en una palabra, espiando. No quiero con ello, insisto, justificar la acción violenta, que de haberse producido  debe ser condenada, sino insistir en la importancia de aclarar el asunto, de saber  por qué los dos mandos de la Guardia Civil acudieron con sus novias precisamente a esa zona y a ese concreto bar, el Koska. En cuanto a la campaña de propaganda mediática que se ha realizado solo se puede decir que ha sido  vergonzosa, más propia de una tiranía  o de un Estado fallido que de una democracia.  La madre de uno de los agredidos llego a declarar ante los medios que esto había ocurrido porque los agresores eran jóvenes. ¿Qué quería dar a entender? ¿Tal vez que está a favor de eliminar a los jóvenes de la zona? Declaraciones públicas que evidencian que los familiares  de los guardias civiles agredidos no perciben un ambiente de terror como se quiere dar a entender, como quiere dar a entender  la juez de la AN que investiga los hechos, sino todo lo contrario, quieren emprender acciones represivas contra los jóvenes de la zona.

Los expertos dicen que muchos conflictos armados, enquistados, que duran décadas, no acaban porque la lucha armada se ha convertido para los miembros de los grupos que la realizan en una forma de vida, en su trabajo, en una forma de vida económicamente rentable y la mejor a la que podrían aspirar. Parece que algo parecido está ocurriendo con el asunto de la organización terrorista ETA. Da la impresión, de que hay representativo grupos del Estado a los que les interesa que este asunto, este conflicto armado, no termine nunca, a pesar de los pactos que se hicieron a nivel internacional, durante la época del ex presidente Aznar,  y buscan mantenerlo vivo, alimentándolo de diferentes formas, con asuntos como el de Alsasua, entre otras cosas para poder justificar ante la opinión publica acciones represivas, de privación de derechos y libertades de los ciudadanos. Buscan mantenerlo vivo para justificar acciones encuadradas dentro de los que se conoce  violencia de Estado e incluso violaciones de los derechos humanos. La violencia debe ser rechazada y condenada siempre, y sobre todo si no está justificada, pero hago mío el contenido de una pancarta que vi a través de la televisión “No a los montajes policiales”, pues lo único que pueden provocar es que volvamos a una época no muy lejana del pasado de España, pues aún hay jóvenes. 

domingo, 13 de noviembre de 2016

TRUMP PROVOCA REACCIONES SIN PRECEDENTE EN LA HISTORIA DE EEUU.

Transcurridos únicamente 5 días,  la victoria de Donald Trump, próximo presidente de los Estados Unidos, está provocando, tanto a nivel nacional como internacional, reacciones sin precedentes en la historia. A nivel internacional, muchos  analistas y dirigentes políticos, de muy diferentes ideologías y nacionalidades, dudan de que Trump puede cumplir las promesas que ha hecho al pueblo americano durante la campaña y gracias a las cuales ha ganado a su oponente Hillary Clinton. A nivel nacional, diferentes grupos cuestionan la legitimidad de su victoria, alegando que la candidata del Partido Demócrata obtuvo 400.000 votos más, cuestionando así el funcionamiento del sistema democrático americano. Además, se están organizando manifestaciones violentas contra el presidente electo con el claro fin de frenar o condicionar las posibles futuras reformas que desee aplicar a partir de que ocupe el cargo el próximo 20 de Enero.

Populismo, definido de una forma coloquial, y entendible,  es dar al pueblo, a los ciudadanos, algo que se sabe que es malo. Por otro lado, demagogia es ofrecer al pueblo como soluciones a sus problemas imposibles, o cosas que se saben que van a provocar resultados contrarios a los que se buscan. Tanto a nivel doméstico, como exterior, el presidente electo Donald Trump ha sido calificado por sus oponentes ideológicos como populista. En mi opinión, no lo es. Durante su campaña Trump hizo una apuesta política clara, apostando por valores tradicionales americanos, considerando la pérdida de identidad que está sufriendo su país debido a la entrada masiva de inmigración un problema, algo negativo, y despreciando el voto de minorías culturales que se han asentado en ese país durante las últimas décadas. Trump hizo, también,  una apuesta política clara en política internacional. Contraria a la globalización económica, a cosas como la deslocalización y los tratados de libre comercio. Contraria a la política de apaciguamiento frente a actitudes belicosas, violentas, amenazantes y chantajistas exteriores, como la del terrorismo islamista. Contrarias a las actuales políticas destinadas a frenar el cambio climático, como el Tratado de Paris del 2015, el cual comprende un conjunto de medidas cuya eficacia no está demostrada, pero que supondrán un fuerte coste económico para lo que se conoce todavía como países desarrollados. En mi opinión Trump no es populista, sino que propone nuevas políticas para frenar el daño que están haciendo políticas de naturaleza demagógica que imperan en nuestra época, y que ya se saben que son negativas. Políticas demagógicas como la de decir que cosas como  que la entrada masiva de inmigración, la deslocalización, el libre comercio, las políticas de apaciguamiento, por ejemplo, contra el terrorismo islamista, son positivas, cuando se sabe ya que están provocando efectos negativos para los ciudadanos nacionales, como destrucción de empleo, inseguridad, pérdida de poder adquisitivo, incremento de la desigualdad, y la no deseada pérdida de identidad nacional, perdida de la cultura y los valores que representa. Trump no es un populista, sino que ofrece nuevas medidas para solucionar los problemas que preocupan a los americanos y cuya eficacia podrá ser cuestionada cuando se apliquen, pero no antes.


Cuando el presidente Obama gano las elecciones en el 2008, a pesar de que pertenecía a una minoría racial americana, negro y de padre musulmán, su victoria no fue cuestionada. Los resultados de las políticas que iba a aplicar no se conocían, pero se consideraban ya acertadas, luego muchas de ellas resultaron no serlo, incluso le dieron el Premio Nobel de la Paz, y ahora va a dejar un mundo en el que se han incrementado los conflictos armados o su intensidad, y una sociedad americana polarizada, fracturada, en la que los conflictos sociales de carácter étnico o puramente ideológico se han incrementado. Curiosamente,  con Trump está ocurriendo todo lo contrario.  Grupos que demuestran tener débiles convicciones democráticas y poco respecto hacia el sistema democrático americano están  cuestionando la legitimidad de su victoria y organizando manifestaciones violentas para intentar condicionar desde antes que ocupe la Casa Blanca sus políticas. Dejando claro, así, el talante democrático de unos y de otros.