martes, 18 de julio de 2017

NUEVO PLAN DE INVERSIÓN EN CARRETERAS ¿NECESITA ESPAÑA MAS AUTOVÍAS?

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado un nuevo plan de  inversión extraordinaria en carreteras de 5000 millones, a ejecutar  entre los años 2017-21.  Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC), que es como se ha llamado, estará destinado a construir 2000 kilómetros de carreteras de alta capacidad, o sea, autovías. El Gobierno lo quiere financiar   de acuerdo a lo que se conoce como pago por disponibilidad, de tal forma que ahora las constructoras pondrían el 20% del valor de la obra, inversores privados otro 40%, y  espera obtener el 40% restante del denominado Plan Jucker. En los dos últimos años España ha recibido del Plan Jucker en torno a 3420 millones, que según el Gobierno se han dedicado a proyectos de I+D+i. Una vez acabadas las obras el Gobierno tendrá que pagar en concepto de financiación y mantenimiento de las carreteras 350 millones de euros anuales durante 30 años, o sea, 10.500 millones.

La importancia de las infraestructuras para el desarrollo de un país es indiscutible. El efecto positivo de la inversión en obra pública sobre la economía, también. A pesar de ello creo que es necesario hacerse la pregunta de ¿Necesita España más autovías? Algunos datos: La Comisión Europea lleva años criticando la política de infraestructuras aplicada por el Gobierno de España. En concreto, la Comisión Europea considera que España tiene exceso de líneas de ferrocarril de Alta Velocidad y exceso de kilómetros de carretera de alta capacidad. Es decir, la Comisión critica que España haya invertido demasiado en infraestructuras innecesarias e  ineficientes en vez de invertir en otras cosas. La Comisión, además, considera que la red de ferrocarril solo lograra ser rentable si se impulsa el transporte de mercancías por tren, en decremento, lógicamente, del transporte por carretera. La red de Ferrocarril de Alta Velocidad de España es la segunda más grande del mundo, solo superada por China. En España hay 15.048 Kilómetros de carreteras de gran capacidad (Autopistas, de peaje y libres, y autovías), frente a los 12917 de Alemania, y los 11.465 de Francia, países ambos de mayor superficie que España. Según la Asociación Español de Carreteras (AEC) las carreteras españolas presentan un déficit de inversión en conservación y mantenimiento valorado, aproximadamente, en 6.500 millones de euros.  Si a todo ello unimos el asunto de la quiebra de las radiales de Madrid, que tendrán que ser nacionalizadas previo pago a las empresas que las construyeron y explotaban. Teniendo en cuenta los anteriores datos, la conclusión parece ser clara: España no necesita  2000 kilómetros más de autovías.

Si la conclusión esta tan clara ¿Por qué el Gobierno de Mariano Rajoy apuesta por invertir en carreteras? Las razones son también claras, destacando, principalmente, 3: Primera, las grandes constructoras españolas, FCC,  ACS, OHL, etc., tienen gran influencia  sobre la política española, y en concreto sobre el PP. Segunda, el 3% de 5000 millones son nada más y nada menos que 150 millones de euros, los cuales pueden movilizar a corto plazo una importante cantidad de dinero para los dirigentes políticos que  los cobren. Tercera, la inversión en obra pública, al igual que ocurre con el   sector de la construcción en general, tiene a corto plazo un retorno fiscal importante para el Estado, lo cual es muy beneficioso para el Gobierno teniendo en cuenta la dificultad  para cumplir con los objetivos de déficit marcados por la UE.


A pesar de todos los beneficios que suponen la inversión en obra pública, invertir en la construcción de infraestructuras ineficientes tiene también importantes costes. Puede provocar pasivos para el Estado, como ocurrió con las radiales de Madrid, como ocurrirá con el AVE. Y además, esta lo que se conoce como Coste Oportunidad, pues mientras se dedica dinero a construir infraestructuras innecesarias para defender los intereses de concretas constructoras, como ACS, se pierden los beneficios que representarían para el interés general dedicar esa mismas inversiones a proyectos más importantes, necesarios y útiles   para la sociedad. 

lunes, 10 de julio de 2017

LA EJECUCIÓN DE BLANCO UTILIZADA COMO INSTRUMENTO DE PROPAGANDA HASTA POR AZNAR.

Transcurridos ya 40 años, la democracia española comienza a tener un problema grave, el de carecer de ídolos, no tiene figuras políticas que la sociedad de forma colectiva desee homenajear. Todos aquellos que han gobernado durante lo que llevamos de democracia, por muchos que hayan sido sus logros, al final siempre han quedado salpicados por alguna conducta que pone toda su gestión en entredicho. Ello está provocando que el vigésimo aniversario del suceso de la dramática muerte de Miguel Ángel Blanco, ejecutado por la organización terrorista  ETA, este siendo utilizado para realizar propaganda con fines políticos. Las elites dirigentes españolas en vez de fomentar la reconciliación y la justica entre españoles tienen tendencia a cultivar la cultura de la venganza. En este sentido recordar la dramática muerte de Blanco es un condimento idóneo para mantener viva la llama del odio con la que alimentar dicha cultura de la venganza. Además, sectores de la política española, en concreto del Partido Popular, lo están utilizando  para enviar a la sociedad española el falaz mensaje de  “Que demócratas somos porque asesinaron a un concejal de los nuestros”.

Las elites dirigentes españolas, en mi modesta opinión, tienen la enfermiza obsesión de remover el pasado, recordando hechos que no son políticamente merecedores de ser recordados. Remover el pasado, reescribiéndolo, tergiversándolo u  omitiendo datos importantes para manipular a las nuevas generaciones que no los han vivido. Blanco fue una víctima de las circunstancias.  Blanco fue una víctima del conflicto armado vasco. Blanco fue una víctima del conflicto armado vasco como también lo fueron Lasa y Zabala, ejecutados por el terrorismo de Estado, aunque estos últimos  no tuvieron la misma suerte que Blanco, pues fueron torturados antes de ser asesinados,  y posteriormente enterrados en cal viva. Blanco, es recordado como símbolo de la grandeza de la democracia española, por los mismos sectores políticos españoles que son responsables directos o indirectos, por acción u omisión,  de las muertes de Lasa y Zabala. Frente a un símbolo, el de Blanco, en la sociedad española se producen numerosos hechos, como el de Lasa y Zabala, violaciones de los derechos humanos, terrorismo de Estado, como el 11-M, etc.,  que ponen calificativo a aquellos que gobiernan  España, y precisamente no es el de demócratas, sino el de fascistas.  Después de 40 años España se ha convertido en una democracia ideológicamente fascista, en la que sutilmente se cometen todo tipo de violaciones de los Derechos Humanos, con total impunidad y la máxima complicidad por parte de los poderes y las instituciones del Estado.

El ex presidente José María Aznar en una entrevista en el periódico ABC ha dicho  “Si los jóvenes de hoy de 20 o 25 años quieren entender qué es la libertad y qué es luchar por la libertad, que vean a Ortega Lara y a Miguel Ángel Blanco”. Un claro ejemplo de lo anterior, no tienen ídolos ni argumentos con los que motivar a sus jóvenes militantes. Y entonces, utilizan a Blanco como un mártir para crear el  falaz argumento de “Que grandes somos porque han matado a uno de los nuestros”. Que sabrá Aznar de libertad, si Aznar representa los sectores más retrógrados y fascistas de la sociedad española. Que sabrá Aznar de libertad si sus dos mandatos representan la época más oscura de la democracia española. Época en la que en España se cometieron de forma sutil numerosos abusos ordenados desde el Estado. Que sabrá Aznar de libertad si su segundo mandato acabo con la matanza  terrorista más grande de la historia de  Europa, el 11-M, siendo un caso de terrorismo de Estado. Lógicamente,  Aznar no recuerda con tanto ímpetu a las víctimas del 11-M, ni genera el mismo odio hacia sus responsables que el que genera contra los miembros de ETA, contra ETA pide venganza, contra el terrorismo islamista, cómplice del terrorismo Estado, pide olvido.  Que sabrá Aznar de libertad si a pesar de que ya había negociado a nivel internacional el final de la lucha armada de ETA, y conocedor como era de que el 11-M se trataba de un caso de terrorismo de Estado, intento cargarle el mochuelo  a ETA, ¿Para qué?   Querría tal vez provocar una intervención de las Fuerzas Armadas Españolas en el País Vasco. Que sabrá Aznar de libertad, si ha contribuido a que Podemos, una herramienta del comunismo internacional, entrara en el mapa político español convirtiéndose en tercera fuerza política. Aznar sabe poco de libertad y de justicia, y mucho de fascismo, de la cultura de la venganza y de terrorismo de Estado. Aznar sabe poco de libertad y mucho de ataques por sorpresa al más puro estilo nazi, lo que hace temer que el PP y Podemos puedan estar ya cocinando   un nuevo ataque para poner final al segundo mandato del presidente Rajoy, y la diputada Irene Montero señalándolo con su rotulador rojo.

miércoles, 28 de junio de 2017

DESPUÉS DE 40 AÑOS DE DEMOCRACIA, LA MONARQUÍA VUELVE A SER UNA AMENAZA.

En el Congreso de los Diputados ha tenido lugar esta mañana el acto de celebración del 40 aniversario de las primeras elecciones de la democracia, que tuvieron lugar el 15 de Junio de 1977. Al acto han asistido representantes  de los principales grupos que constituyen las elites dirigentes españolas, y por tanto, con poder político, incluso estaba Pedro Sánchez, ignoro en condición de que, tal vez como ex diputado. Y no es para menos, gracias al Pacto Constitucional que comenzó con dichas elecciones muchos de los que allí se encontraban tienen hoy poder en España. El acto ha escenificado de forma clara que para hacer política en España no hay que tener mucho seso sino mucho estómago, y lo digo, porque en él han estado representados tres conceptos ideológicamente odiosos del pasado siglo. En primer lugar, el Fascismo,  grupos de poder  que hoy se encontraban en la cámara baja defienden y ordenan comportamientos fascistas en la actual sociedad española. En segundo lugar, La Monarquía, principal actor responsable de que en el 36 comenzara en España una guerra civil y hoy responsable de muchos de los abusos que  se cometen en España. Y en tercer lugar, el comunismo internacional soviético, representado por Podemos. Podemos, un partido que ha crecido en el mapa político español gracias, principalmente, al apoyo mediático, y sobre todo en votos, de  grupos de poder  de la corrupta derecha española.

Con ocasión del acto, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha realizado un discurso de los suyos, bello, muy intelectual, pero obviando totalmente la realidad de España. Ella vive en una España totalmente distinta a la de la gran mayoría de los españoles. Una España de progreso, de justicia, de igualdad, de libertad, de seguridad. Las enormes desigualdades económicas, la elevada tasa de personas que se encuentran en riesgo de pobreza, la represión policial y judicial, las violaciones de los Derechos Humanos, como es lógico no van con personas de su nivel social. Su discurso no merece ningún comentario más. Luego, ha tomado la palabra el rey Felipe VI, el cual comparte con el líder de Podemos muchas cosas, entre ellas, su costumbre  a hacer alusiones en sus discursos a la historia de España. El Rey en su discurso ha obviado algo importante, a él no lo ha elegido el pueblo español, sino que la restauración de La Monarquía como forma de Estado represento un puente entre la dictadura y la democracia, impidiendo el total desarrollo de esta última. Condenando así a la democracia  a ser imperfecta, al carecer de legitimidad democrática nada más y nada menos que la Jefatura del Estado. Gracias a las elecciones del 77 hoy los españoles pueden elegir a sus representantes políticos, eso sí,  a través de unas listas cerradas y bloqueadas, cuya composición y orden no está claro en función a que se decide ni quienes tienen capacidad para hacerlo, un claro ejemplo, lo tenemos con lo ocurrido con  Pedro Sánchez. Pero al rey Felipe VI  no lo eligió nadie, la dictadura  puso al frente de la Jefatura del Estado a la Casa Real de Borbón, y el rey Juan Carlos I le cedió el cargo cuando le intereso, sin pasar por ningún proceso de legitimación democrática. La Casa Real de Borbón juega el rol que juega en la sociedad española, no porque así lo hayan decidido democráticamente los españoles sino gracias a contar con el apoyo de la fuerza de las Fuerzas Armadas Españolas, cuyo mando supremo le concedieron aquellos que lideraron la Transición a través de la Constitución del 78. Algo, que gobierna gracias al apoyo de los militares, que el Rey intenta escenificar siempre que participa en un acto público, acudiendo a ellos acompañado de un militar de uniforme.

Como es costumbre en este tipo de actos, el Rey ha hecho mención a lo que represento la Transición. Y no es para menos, él ocupa el rol que ocupa en la sociedad española gracias a la Transición. No quiero con ello decir que la Transición haya sido un fracaso. Nadie en su sano juicio puede negar que la Transición, periodo que abarco desde la muerte del general Franco en el 75 hasta el nombramiento de Felipe González como presidente del Gobierno, no haya sido un éxito. De forma pacífica España paso de una dictadura militar a una democracia, dotándose de una Constitución en la que por primera vez se le reconocían a los ciudadanos derechos y libertades fundamentales. El problema es que la Constitución paso pronto a ser papel mojado, un cumulo de artículos que las elites dirigentes se saltan cuando les interesa. Evidentemente, la Transición tuvo lugar porque La Monarquía la apoyo, sino no sabemos lo que hubiera pasado, seguramente la dictadura hubiera logrado sobrevivir, al margen de la Europa occidental, hasta el 89, año que se considera que comenzó la caída de la Unión Soviética. Pero de ahí a afirmar, que el progreso logrado por España se debe a la restauración de La Monarquía, hay un trecho, pues todos los que hemos vivido esos años sabemos que el desarrollo de España, la disminución de la pobreza, el desarrollo de las infraestructuras, la cohesión social, etc., se debió principalmente, a actores exteriores que apoyaron con inversiones el nuevo periodo político y democrático que comenzaba España.

La Transición fue un éxito, pero la democratización de España ha fracasado. España hoy es un país en el que el Estado de Derecho esta anulado,  hay terrorismo de Estado, y se cometen flagrantes, sistematicas e impunes violaciones de los derechos humanos. La democratización de España ha fracasado principalmente porque las elites dirigentes, tanto de derechas como de izquierdas, no se conforman con gobernar, ni siquiera se conforman con enriquecerse a través de la corrupción política, también quieren   ejercer represión contra los ciudadanos, también desean someter a los ciudadanos que pertenecen a los sectores menos favorecidos de la sociedad, desean convertirlos en unos Truman más sobre cuyas vidas puedan decidir.

En este tipo de actos, en los que es obligado y costumbre ser políticamente correcto, lo importante no suele ser tanto lo que se dice sino, como en algunas películas,  lo que se insinúa, lo que se sugiere. Yo, como no tengo por qué ser políticamente correcto, si puedo decir que todo indica que hay sectores de las elites dirigentes españolas que desean más terrorismo de Estado, tal vez otro asunto parecido al  11-M, o  a lo ocurrido en la  T-4 de Barajas, etc. La clara unión que en España se ha producido entre el  fascismo monárquico y el totalitarismo soviético, representado en España por Podemos, hoy no hemos visto a la diputada Irene Montero, mover su rotulador rojo, tal vez debido a que la  reina Letizia vestía de rojo,   hace que en España vivamos en una situación de alta amenaza de terrorismo de Estado, con el que muchas veces lo único que se busca es escenificar, dar transparencia, a abusos que se han cometido previamente, por ejemplo, utilizando el sistema sanitario. El actual Gobierno ruso, que sobre el comunismo internacional tiene todavía hoy mucho que decir,  debería librarse de viejas tentaciones y sobre todo de malas compañías,  pues como en otras épocas del pasado, puede volver a ocurrir que el mal se focalice en Moscú.

jueves, 15 de junio de 2017

DESPUÉS DE 40 AÑOS VOTANDO, ESPAÑA UNA DEMOCRACIA VACÍA.

La democracia es únicamente una forma pacífica de poner de acuerdo a las elites dirigentes. Una forma pacífica de alternancia política. Lo importante, por tanto,  en una democracia no es permitir que los ciudadanos puedan acudir a las urnas para que así las elites dirigentes  no tengan que decidir quién gobierna enfrentándose entre ellas de forma violenta, sino su contenido, como esta se rellena: Con que derechos y libertades; con que valores y principios; con que actitudes; y con qué leyes.

Lo importante es el relleno, y parte fundamental de ese relleno es lo que se conoce como el Estado de Derecho, es decir, como el Estado garantiza la defensa de sus derechos a todos los ciudadanos, y obliga al cumplimiento de las leyes sin ningún tipo de distinción ni discriminación, convirtiendo así en algo más que simples palabras el principio de igualdad ante la ley. Cuarenta años después de que las elites dirigentes españolas se pusieran de acuerdo en establecer  una alternancia política pacífica, llamando a las urnas al conjunto del pueblo español el 15 de Junio de 1977, incluido a las mujeres, colectivo que solo había disfrutado de ese derecho durante el breve periodo de la Segunda República, España es una democracia vacía.

Más allá  del hecho de que cada cierto tiempo los ciudadanos pueden acudir a las urnas a votar  para elegir a un determinado partido político, la democracia significa muy poco en España. El  Estado de Derecho, cuyo principal pilar es el Poder Judicial, aparenta mucho pero hace poco por la defensa de las libertades y derechos de los ciudadanos, y por el  cumplimiento de las leyes. España es un país en el que hay una elevada inseguridad jurídica. La justicia española oye mejor o peor dependiendo de los apoyos con que cuente en la sociedad el ciudadano que a ella acude. Y como en otras épocas del pasado, hay una fuerte tendencia a que la violencia sea la principal forma de solución de conflictos, no solo políticos, sino y principalmente, entre ciudadanos. España es un país en el que se ejerce represión judicial y policial, se cometen flagrantes violaciones de los Derechos Humanos (Tortura, abusos médicos, detenciones ilegales, etc.) y hay terrorismo de Estado. El Poder Judicial es, principalmente, un instrumento represor al servicio de las elites dirigentes.

La democracia española esta vacía, se ha impuesto la cultura del todo vale si lo puedes hacer. La derecha española está obsesionada con su enriquecimiento, convirtiéndose en la derecha más corrupta de Europa. Tan corrupta que ha favorecido que Podemos, encarnación del comunismo internacional en España, entrara en el Congreso de los Diputados convirtiéndose en la tercera fuerza política del país. España pasara a la historia por ser el  país en el que la Unión Soviética volvió a tomar forma política, la de Podemos, materializándose en cierta medida que la doctrina Sinatra esta muerte, pues no debemos ignorar que los dos principales apoyos con que cuenta Podemos en la sociedad española son las Fuerzas Armadas, la fuerza de los militares,  y el Poder Judicial, ambos, curiosamente, tradicionalmente monárquicos, es decir, controlados por la Casa Real de Borbón. El PSOE, partido que en su momento contribuyo a introducir no solo aires de democracia, libertad, y justicia, sino también importantes inversiones exteriores, hoy carece de un liderazgo claro, debilitado tanto debido a enfrentamientos internos como electoralmente, en este caso, debido a la defensa de políticas, como la de inmigración, o la defensa del libre comercio,  que perjudican de forma clara los intereses de sus votantes tradicionales, la clase trabajadora. Lamentablemente, cuarenta años después poco queda del espíritu del 77.   

martes, 13 de junio de 2017

PODEMOS: REENCARNACIÓN DE LA UNIÓN SOVIÉTICA EN ESPAÑA.

A pesar de que  siempre he sido de la idea de que los diputados españoles no están bien pagados, da la impresión de que la diputada comunista de Podemos, Irene Montero, no piensa lo mismo. Así lo evidencia el hecho de que hoy haya subido a la tribuna del Congreso de los Diputados para  dedicar más de dos horas  a describir y ampliar tres hechos que  ya conocen todos los españoles desde hace mucho tiempo: Uno, el Partido Popular es un partido corrupto. Dos, en España hay redes de poder de naturaleza político-económico que favorecen la corrupción. Tres, las principales instituciones del Estado están podridas. Bueno, también hay que reconocer que ha dedicado un minuto a defender su ideología, se ha declarado a favor de la intervención de grandes multinacionales, o sea, a favor de su nacionalización en beneficio del interés general.

Comparto con Irene Montero muchas ideas de su discurso, entre ellas, las de que   la democracia española está podrida y  la derecha española es la más corrupta de Europa. Y todo ello, ha favorecido que hoy el   comunismo internacional, es decir, la disuelta Unión Soviética, haya resurgido de las más profundas tinieblas, reencarnándose en los miembros de Podemos. Hoy la vieja y disuelta Unión Soviética se ha subido a la tribuna del Congreso de los Diputados, y lo ha hecho  gracias al apoyo de corruptos sectores de la derecha española, los cuales han favorecido la creación de Podemos, y su crecimiento como fuerza política desde que surgiera la mediática operación de manipulación política del 15-M. Movimiento, del que hoy Montero se ha considerado heredera junto a Podemos, que ha representado una operación mediática de manipulación política realizada por el comunismo internacional en España, y apoyada por sectores  de la podrida  derecha española, por esas estructuras de poder a las que Montero ha hecho referencia, que tienen vínculos de todo tipo con el comunismo internacional.

Montero, y seguramente luego también lo haga Pablo Iglesias, y otros líderes de su mismo partido, están dando hoy vida a lo más rancio de la ideológica comunista del pasado siglo. Frases como la democracia pide paso, hay que echar al Partido Popular, etc., etc., etc., que Montero ha defendido mientras hacía publicidad de su rotulador rojo, evidencian que el comunismo internacional vuelve a ser hoy una amenaza global, y digo global, por su injerencia en la política interna de otros países. Montero dice no tener miedo, no lo dudo. Los dirigentes de Podemos no son objeto de represión judicial y policial, no son objeto de detenciones ilegales, ni de prácticas de medicina punitiva, no son objeto de violaciones de los Derechos Humanos que si sufren otros españoles, como lo van a ser, si tienen el apoyo de los militares, si uno de sus dirigentes es nada más y nada menos que un ex JEMAD, el general Julio Rodríguez.

La Unión Soviética, ha resurgido hoy subiendo a la tribuna del Congreso, dejando claro que el mundo avanza lentamente pero sin pausa hacia un conflicto armado de amplias dimensiones. Un conflicto armado de amplias dimensiones que no está provocando Estados Unidos con su políticas de defensa y exterior, como afirmo no hace mucho el expresidente ruso, Mijaíl Gorbachov, sino el comunismo internacional con su injerencia en las políticas internas de democracias occidentales. El mundo avanza hacia un conflicto armado de amplias dimensiones y las corruptas elites dirigentes españolas están poniendo mucho de su parte para favorecerlo, por ejemplo, dando su apoyo a Podemos para que la reencarnación de la Unión Soviética tome hoy la voz en la tribuna del Congreso de los diputados.

viernes, 9 de junio de 2017

EL T.C CALIFICA A ESPAÑA DE PARAÍSO FISCAL PARA DELINCUENTES.

El Tribunal Constitucional (TC) ha anulado la conocida como amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, a la que se acogieron numerosos cargos y ex cargos públicos para blanquear y repatriar dinero que tenían en el exterior. Y lo ha hecho por unanimidad, lo que quiere decir que la sentencia cuenta también con el voto a favor de los miembros  del tribunal nombrados a propuesta del PP, es decir, de los miembros ideológicamente situados en la derecha política española. Eso sí, el TC ha tardado casi 5 años en pronunciarse, manifestando así una enorme falta de capacidad para priorizar, para diferenciar entre lo que es importante para España y lo que no lo es. Y lo ha hecho después de que el Partido Popular haya logrado volver a gobernar una segunda legislatura, resaltando que la anulación de la ley no causara perjuicios para los delincuentes, defraudadores, que ya se han acogido a ella.

Si en su momento la aprobación de la denominada amnistía fiscal, represento un completo escándalo, pues suponía que el Gobierno iba a permitir el blanqueo de capitales a determinadas personas, insisto, la gran mayoría de ellos cargos o ex cargos públicos, muchos de ellos investigados en asuntos judiciales,  ahora el TC ha elevado ese escándalo a la enésima potencia, al dar valor jurídico a lo que antes era un simple opinión. Con una “n” igual al número de personas que se han acogido a la amnistía y no pueden justificar como han obtenido el dinero que han declarado. Entre los que se encuentra el ex vicepresidente del Gobierno con Aznar, Rodrigo Rato.

Un persona que tienen su dinero negro en el exterior, y a la primera oportunidad, aprovechando una operación como la realizada por el Gobierno de Rajoy con la amnistía, lo trae a España, para hacer millonaria a su familia,  está claro que no lo tenía fuera para reducir riesgos, es decir, para tener un seguro por si venían mal dadas, sino porque no podía justificar su procedencia. Un tipo ha hecho una gran fortuna dedicándose a  volar trenes, dinero que tiene en  una cuenta en el extranjero, pero no puede blanquear ese dinero para beneficiar a su familia. De repente aparece el Gobierno de Rajoy, con una ley inconstitucional, permitiendo que tipejos de esas características puedan blanquear su dinero en España, haciendo así a sus familias millonarias. Insisto, la gran mayoría de ellos cargos y ex cargos públicos, de las características del ex vicepresidente del Gobierno con Aznar, Rodrigo Rato.

Es cierto que cuando el PP llego al Gobierno en el 2011, las arcas públicas estaban mal, tanto que España tuvo que pedir un rescate para hacer frente a las deudas de las Cajas de Ahorros. Situación que había provocado el Gobierno del ex presidente Rodríguez Zapatero con un política de derroches, irracionales, propios únicamente de una enorme incompetencia. Pero ello no implica que la amnistía fiscal se realizara en beneficio del interés general. Lo que el  Estado recaudo con la amnistía fue totalmente insignificante. Es falso que España necesitara una amnistía fiscal, el Gobierno de Rajoy la aprobó únicamente para permitir que delincuentes, algunos peligrosos criminales, de los que vuelan trenes, como es el caso del ex vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, blanquearan su dinero para hacer millonarias a sus familias.


La familias que se han beneficiado de la amnistía, evidentemente, la gran mayoría afines al Partido Popular, con el dinero proveniente de actividades ilegales que han blanqueado mandaran a sus hijos a buenas universidades privadas, nacionales y extranjeras,  en las que se preparan para seguir dirigiendo el país, y desempeñar altos roles en la sociedad española, todo ello gracias al dinero que sus padres han obtenido realizando actividades ilegales. Mientras, los hijos de honestos contribuyentes tendrán que educarse en un sistema público de educación de los más discriminatorios e ineficaces  de la Unión Europea, lo que provocara que no puedan acceder por falta de titulación a numerosos puestos de trabajo. ¿Y ahora qué? ¿Debe el pueblo español, sometido a una elevada presión fiscal, tragar con este asunto?

martes, 6 de junio de 2017

¿IRA? IRA CONTRA EL TERROR O EL MATADERO.

Lo ocurrido el pasado 3 de Junio en Londres, algo que es extrapolable a otros países de Europa, evidencia que hemos vuelto a épocas del pasado, en las que las elites de la sociedad, dicho coloquialmente, los ricos,  disfrutaban de elevados niveles de seguridad mientras los sectores más desfavorecidos de la sociedad  sufrían las consecuencias de vivir en un ambiente con un alto nivel de inseguridad. Los ricos, se podían pagar altos niveles de seguridad privada, mientras los pobres eran objeto de crímenes, violencia de todo tipo, robos, abusos, causados unas veces por ciudadanos de su mismo estrato social y otras por los grupos armados que servían y defendían los intereses de las elites. Tres individuos, armados con cuchillos, atacaron en Londres   a indefensos ciudadanos, estos carentes de la más mínima ira, huyeron atemorizados, demostrando una enorme insolidaridad, al ser incapaces de organizarse para de forma colectiva hacer frente a la amenaza, a aquellos que les querían quitar la vida, presenciando como otras personas, a veces incluso conocidas, eran apuñaladas. Luego está el papel de  la policía, la cual no demuestra su poder contra los sectores sociales que atacan,  sino contra honrados  ciudadanos que pacíficamente se estaban divirtiendo, obligándoles a hacer un ridículo paseíllo, tratándolos como prisioneros, mientras todo  se grababa para ser retransmitido por los medios de comunicación .Ira, hombre, ira contra el terror.

Europa vive una época de inseguridad sin precedentes desde la IIGM. Ni siquiera durante lo que se conoció como la Guerra Fría  hubo una percepción de inseguridad como la que se está dando ahora en las sociedades europeas. En la evolución de todo este asunto, del terrorismo islamista, sus violentas demostraciones de poder y ocultas reivindicaciones, hay tres elementos a analizar: El papel de los medios de comunicación, el de la seguridad, y el de la política. La política es la responsable de todo. Lo que está ocurriendo es fruto de decisiones políticas. Equivocadas decisiones políticas que las elites dirigentes han adoptado, principalmente, por los vínculos económicos que tienen con grupos  islamistas, responsables de generar terror y cometer sutiles violaciones de los Derechos Humanos en territorio europeo, por ejemplo utilizando el sistema sanitario. Como las elites políticas se van a oponer a que continúe la islamización de Europa, si en cierta medida su poder depende del dinero islamista, si por ejemplo,  financian sus campañas con dinero que obtienen de millonarias familias del Mundo islámico. Cínicamente, justifican una política de puertas abiertas a la inmigración basada en términos humanitarios. En segundo lugar, está el elemento de la seguridad, o sea, el papel de los Servicios Secretos, la Policía, y las Fuerzas Armadas. No hay libertad sin seguridad, y es cierto, pero si analizamos las medidas que se aplican para combatir lo que se denomina la amenaza del terrorismo islamista, llegamos rápidamente a la conclusión de que están destinadas a aumentar la represión de forma selectiva contra los ciudadanos, es decir,  contra concretos sectores sociales, entre los que no se encuentran los islamistas,  y por tanto no  destinadas a frenar el terrorismo. Hay numerosos datos objetivos que así lo confirman, los cuales evidencian, que las medidas que se adoptan son totalmente irracionales, ineficaces, destinadas a fines espurios, destinadas a ejercer represión más que a proteger a los ciudadanos. El pasado 3 de Junio, en Cardiff se organizó un desproporcionado despliegue policial, para garantizar la seguridad en la Final de la Copa de Europa. Se organizaron amplios cinturones de seguridad,  cacheando minuciosamente a todo el mundo, teóricamente eran medidas contra el terrorismo islamista, pero a no muchas millas, en Londres, unos individuos con armas blancas provocaban terror asesinando a quienes deseaban. En los aeropuertos se obliga a honrados y pacíficos ciudadanos a sufrir altos niveles de control, muchas veces realizados por personas cómplices de aquellos que desean provocar terror cometiendo atentados terroristas, pero a pocas millas,  esos mismos ciudadanos  se encuentran totalmente desprotegidos, completamente indefensos frente a la amenaza terrorista. Pero sin lugar a dudas, es el papel de los medios de comunicación el más vergonzoso y criticable. En vez de informar intoxican, desinforman, haciendo propaganda mediática de las acciones de los terroristas y sus cómplices. Los medios de comunicación contribuyen  a hacer propaganda de la demostración de poder que representan sus acciones  y a incrementar sus  efectos, como es el de generar terror entre los miembros de una sociedad que desea vivir en paz. El terrorismo islamista esta asesinando y provocando terror recurriendo a las acciones más simples posibles, ataques indiscriminados con arma blanca , el Estado, en este caso  Reino Unido, dice no poder frenar dichas acciones. Entonces, si se tratara de un grupo terrorista con capacidad para actuar contra una Central Nuclear, o que  dispusiera de lo que se conoce como un maletín nuclear, que harían las autoridades, ¿Rendirse?, ¿Entregarle los derechos de más ciudadanos? Ira, hombre, ira contra el terror.  

Europa, o sea, la UE más el Reino Unido, durante el proceso de globalización no ha sido capaz de exportar los valores y el modelo social y político que surgió después de la IIGM, asumiendo como propios valores de otras zonas geográficas, del Este comunista europeo, de Mundo islámico, etc. Europa ha dejado de ser un territorio en el que se garantiza la  defensa de los Derechos Humanos, para pasar a ser otro en el que estos son sutilmente pisoteados por las elites dirigentes, con total impunidad y completa complicidad por parte de los poderes públicos. Europa se ha convertido en un territorio en el que sutilmente  se comercializa con los Derechos Humanos. Un territorio en el que se permite que millonarias elites islamistas puedan realizar todo tipo de abusos, atentados terroristas, violaciones de los Derechos Humanos, etc.,  contra sectores de la sociedad sobre los que desean ejercer su poder. Se ha producido una clara islamización ideológica de Europa. Desde que se firmó el Tratado de Maastricht, en 1992, la UE ha ido degenerando, dejando de ser la Europa de los Estados para pasar a ser la Europa de las familias, de unas familias de elites dirigentes mezcladas a nivel político más allá de las fronteras estatales, como si fueran empresas multinacionales, partidarias de comercializar con cosas como la seguridad  y la defensa de los Derechos Humanos. Y a nivel económico, en la política todo está relacionado, partidarias del libre comercio aunque ello suponga la destrucción de sectores económicos nacionales, europeos, y por tanto la destrucción de millones de puestos de trabajo.  Evidentemente, esta Europa no interesa a los ciudadanos.

En este ambiente europeo de alta amenaza del terrorismo islamista, las dictaduras islamistas del Golfo Pérsico, dicen discutir. Las monarquías absolutas de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y la dictadura militar de Egipto acusan a Qatar de financiar el terrorismo, aislándolo en la zona, cerrando las vías de comunicaciones marítimas, terrestres y aéreas con dicho país. El asunto provoca risa. ¿De qué estamos hablando? ¿Qué grupos terroristas financia Qatar, país que sigue teniendo buenas relaciones con la UE? Seguramente, un aficionado al futbol, diría que detrás de todo esto no hay otra cosa que rivalidades futbolísticas, debido a que Qatar financia al F.C Barcelona, mientras que los príncipes de Emiratos Árabes Unidos, apoyan económicamente a Florentino Pérez, considerando que la actual coyuntura política y futbolística española, con un Real Madrid campeón, con una Cataluña revoltosa, es el mejor momento para aislar y presionar a  Qatar. O a lo mejor hay otras razones. Sea lo que sea, la UE a lo suyo, sumergida en la total irrelevancia internacional y la máxima complicidad con las violaciones de los Derechos Humanos que se producen en territorios de Estados miembros. ¿Ira? Hace falta un poco de ira contra el terror, pues la otra opción no es otra que el matadero.